Borrar
El concejal de Tráfico del Ayuntamiento de Salamanca, Ángel Molina.
Ángel Molina: «Hemos conseguido minimizar el peligro en todos los centros»

Ángel Molina: «Hemos conseguido minimizar el peligro en todos los centros»

El concejal de Tráfico del Ayuntamiento de Salamanca insiste en que, para llevar a cabo el plan en contra de la doble fila en los colegios, se ha optado por la vía «más consensuada, dialogante y pedagógica»

Belén Hernández

Salamanca

Sábado, 22 de junio 2024, 11:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La concejalía de Policía del Ayuntamiento de Salamanca ampliará desde este verano la estrategia para minimizar el efecto de la segunda fila en los entornos de los centros escolares de la capital a las horas de entrada y salida de clase, después de que este curso haya acabado de forma satisfactoria el Plan de Puntos Rojos que se acometió en 14 colegios. El concejal de Tráfico, Ángel Molina, defiende que la labor pedagógica y de control que se ha desarrollado en los primeros 14 centros con el Plan de Puntos Rojos llevado a cabo este año es mucho más eficaz que sancionar de forma discriminada por estacionar en doble fila en el entorno de los colegios.

«Estamos satisfechos porque las actuaciones que hemos desarrollado han minimizado las situaciones de peligro en un porcentaje importante», detalla, para continuar apuntando que se ha logrado «gracias a la comprensión de las familias que han entendido la situación de riesgo y a la de los agentes que han tenido cintura».

Molina insiste en que desde la Concejalía se ha optado por la vía «más consensuada, dialogante y pedagógica», menos inmediata pero más eficaz. Abunda en la necesidad de buscar el equilibrio entre las facilidades para dejar a los niños con el coche en las cercanías de los colegios y los derechos de los vecinos.

«De otro modo esto se convertiría en una guerra entre padres y residentes, algo que se debe evitar con mano izquierda», añade. Precisamente este año las quejas de los vecinos del entorno del Santa Catalina obligó a cambiar de sentido la calle Rabanal, lo que generó tal malestar entre los padres que se dio dar marcha atrás a la medida. Molina avanza que el próximo curso las familias pondrán entrar por esta vía, aunque seguirán buscando una solución propicia para ambas partes. También cree que a lo largo del próximo curso los dos nuevos aparcamientos públicos de la calle Las Artes y San Agustín aliviarán la situación del tráfico en este entorno. «Cuando estén a disposición del público serán un alivio para todos», apunta Molina.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios