Borrar
La periodista salmantina Ana Hernández, elegida pregonera de la Semana Santa de 2024.
Ana Hernández: «La Semana Santa de Salamanca es el fiel reflejo de esta ciudad»

Ana Hernández: «La Semana Santa de Salamanca es el fiel reflejo de esta ciudad»

La periodista ha sido elegida por la Junta de Semana Santa de Salamanca para dar el pregón el 19 de marzo en el Teatro Liceo

Elena Martín

Salamanca

Lunes, 20 de noviembre 2023, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«La Semana Santa de Salamanca es una parte fundamental de lo que somos. Recoge nuestra identidad, nuestra historia y nuestras raíces». Con estas palabras, Ana Hernández (Ciudad Rodrigo, 1970), grita a los cuatro vientos la predilección que siente por la Pasión de la capital del Tormes y la austeridad que se respira cada vez que una de sus tallas procesiona por las calles que no dejan de ser testigo del relevo generacional que se viene dando en todas y cada una de las cofradías, de las que tanto se empapó cuando era niña.

Mirobrigense de cuna y comunicadora por vocación y profesión, muestra su orgullo tras haber sido elegida como pregonera de la Semana Santa de 2024 por la Junta de Cofradías, encarando con ilusión la gran cita que tendrá con los salmantinos el 19 de marzo en el Teatro Liceo, de la que espera «estar a la altura de lo que Salamanca merece».

¿Esperaba ser nombrada pregonera de esta Semana Santa?

—Para nada. Cuando me lo propusieron, me llevé una sorpresa enorme. Ni siquiera se me había pasado la idea por la cabeza. Para mí, es un acto muy importante porque a lo largo de los últimos años ha habido pregoneros brillantes. Espero estar a la altura.

¿Cómo recibió la noticia?

—Me lo propuso el presidente de la Junta de Semana Santa de Salamanca. Quedamos y me dijo que habían pensado en mí para ofrecer el pregón ante los salmantinos. En ese momento, no pude disimular mi cara de sorpresa. Sentí un vértigo tremendo y algo de miedo, pero minutos después lo agradecí muchísimo. Estoy muy agradecida a la Junta y, en especial, a Francisco Hernández. Es un reto de gran responsabilidad porque implica anunciar un acontecimiento muy importante para todos los cristianos y para todos los cofrades de la ciudad, que hay miles.

Cuenta con una amplia trayectoria en medios de comunicación, pero, al final, dar un pregón es algo distinto y difícil...

—Esto es otra cosa. No tiene nada que ver. Por lo general, nosotros, los periodistas, muchas veces lo que hacemos es transmitir o dar la palabra, contar lo que nos cuentan otros, entrevistar, ser testigos de lo que pasa en un lugar... Ofrecer un pregón es una tarea que tiene su dificultad. No tiene nada que ver con la tarea que he desempeñado durante todos estos años. Es verdad que he tenido la oportunidad de presentar muchos actos y muchos eventos importantes, pero, a la hora de ofrecer un pregón, tienes que descubrirte tú, tienes que transmitir lo que sientes y tienes que difundir la emoción que siente muchísima gente.

Dentro de esa dificultad, hay muchas cofradías, se tienen que resumir algunas vivencias... ¿Qué recuerdos tiene de su infancia? ¿Cómo veía la Semana Santa cuando era pequeña?

—La verdad es que ahora que me han encomendado la tarea de ofrecer el pregón de esta Semana Santa me vienen más recuerdos de cuando era pequeña y de cómo la vivía. Tampoco quiero abrirme mucho porque descubriría lo que quiero resaltar en mi pregón. Yo me siento más testigo de la Semana Santa porque, al final, la labor que hice en la televisión se centró, en gran parte, en retransmitir la Semana Santa, los contenidos relacionados con la Pasión y mucha información sobre las cofradías. Es por este motivo por el que tengo tantos recuerdos. Conozco a mucha gente que ha trabajado muchísimo por la Semana Santa, junto a la que he tenido la oportunidad de disfrutarla. Gracias a mi trabajo como periodista, tuve la oportunidad de conocer mejor esta Fiesta de Interés Turístico Internacional y de valorarla.

¿Qué significa para usted la Semana Santa?

—Para mí, la Semana Santa es una parte fundamental de lo que somos. Es una manifestación pública de la fe en la calle que recoge nuestra identidad y nuestra historia, además de que es una tradición religiosa, artística y cultural que se puede vivir de muchas maneras y que es muy importante para los creyentes y para Salamanca, ya que sigue atrayendo a mucha gente.

El presidente de la Junta de Cofradías ha anunciado que, durante esta Semana Santa, algunas calles como la Rúa se engalanarán para ambientar la Fiesta de Interés Turístico Internacional. ¿Cómo ve esta iniciativa como salmantina? ¿Cree que podría ser promocionada más de lo que ya se promociona?

—Yo creo que gracias al trabajo que realizan las 18 cofradías, Salamanca tiene la Semana Santa que tiene. Ellas y sus integrantes son los que tienen todo el mérito. Al final, son los que trabajan día tras día para mantener el espíritu y todo lo que llevan transmitiendo durante tanto tiempo. La Semana Santa de Salamanca cada vez tiene más respaldo institucional. Tiene el apoyo que merece tener porque cuenta con un patrimonio muy importante que la ciudad tiene la obligación de mantener y de divulgar.

El año pasado, el pregón fue ofrecido por el alcalde, pero, desde el año 1965, han sido muchos los pregoneros que han tenido por delante el reto que se le ha encomendado a usted ahora. ¿Va a inspirarse en alguno para elaborar su intervención?

—En los últimos años, Salamanca ha tenido pregoneros brillantes. Todos ellos han ofrecido el pregón de Semana Santa de una forma distinta. Los ha habido con enfoques históricos, poéticos, religiosos... No puedo pretender hacer lo que han hecho otras personas. El pregón no deja de ser el anuncio de la Semana Santa y ha de ser un discurso muy personal, donde tienes que descubrirte por dentro. Si me comparo con otros pregoneros, no sería capaz de darlo.

Adentrándonos en su faceta como comunicadora, ¿qué valoración hace de la cobertura que se realiza de la Semana Santa? ¿Cree que podría hacerse más de lo que se hace?

—Yo creo que cada vez se le presta más atención en los medios. También, a nivel institucional, la Semana Santa de Salamanca ha pasado a formar parte de las campañas de promoción turística de la ciudad. Cuando yo empecé, todo era distinto. Partíamos un poco de cero. Ahora, la imagen se cuida muchísimo más y hay nuevos formatos. Además, la irrupción de las redes sociales ha influido muchísimo y para bien.

¿Destacaría algún momento, alguna calle o alguna talla de la Semana Santa de Salamanca?¿Con cuál se quedaría?

—Uno de los principales valores que tiene nuestra Semana Santa es su conjunto. Dentro de su conjunto, podemos destacar su diversidad. Hay muchas cofradías y todas tienen una personalidad distinta. La Semana Santa salmantina es el reflejo de cómo es esta ciudad, que es abierta, diversa y universitaria. Estas tres características son las que hacen que sea todavía más atractiva de lo que lo es.

¿Qué expectativas tiene de cara al 19 de marzo?¿Qué espera del día en el que ofrecerá el pregón ante los salmantinos?

—Me gustaría estar a la altura de lo que merece Salamanca. Quiero ser capaz de transmitir todo ese trabajo y todas esas vivencias que, probablemente, sienten las personas que más trabajan por y para la Semana Santa. Los salmantinos tienen que acudir al pregón para poner en valor todo lo que supone esta Fiesta de Interés Turístico Internacional para la ciudad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios