21 julio 2019
  • Hola

Adrián Pozo ha sacado la mejor nota de la EBAU en Salamanca: “Ha sido la primera vez que he visto llorar a mi padre”

Con un 9,92 no tendrá ningún problema a la hora de elegir carrera universitaria

14 jun 2019 / 21:57 H.

Confiesa que era el que menos confianza tenía en que obtuviera la mejor nota de EBAU del distrito de Salamanca. Por eso el sobreesfuerzo que ha realizado en el último curso le ha merecido la pena a Adrián del Pozo. Aún así, se enfrenta a la pena de dejar su colegio, María Auxiliadora, donde entró en primero de Infantil, para iniciar su camino en la Universidad.

Atiende a LA GACETA en medio de la celebración del cumpleaños de un amigo.

–¿Tenía preparado el champán para festejar que obtendría la mejor nota?

–La verdad es que no lo esperaba. Sabía que los exámenes me habían salido bien, pero no que fuera a obtener la mejor nota del distrito de Salamanca. Es una sorpresa. Aunque he trabajado todo el año, en dos días entran en juego muchos factores que no puedes controlar. Tenía confianza en que fuera una buena nota, pero no la mejor.

–¿Qué va a hacer con ese 9,92 de nota?

–¡Eso me gustaría saber a mí! Tengo dudas de si optar por el nuevo doble grado de la Universidad de Salamanca de Física y Matemáticas o por Ingeniería Aeronáutica en Madrid.

–Está en una situación más cómoda que muchos de sus compañeros.

–Me siento afortunado, puedo elegir y se puede decir que es un “bendito” problema.

–¿Qué le han dicho sus padres y sus amigos?

–He dejado a mi madre llorando en casa y es la primera vez que he visto llorar a mi padre. La verdad es que he estudiado mucho. Al final el esfuerzo no lo haces en las dos últimas semanas, desde que empezó el curso tenía claro que tenía que conseguir mi meta y al tener las ideas claras las logras, aunque sepas que te cuesta.

–Ahora tiene por delante el mejor verano de su vida ¿Qué va a hacer?

–En una semana me voy con unos amigos a Marbella y el 13 de julio a un Interrail. Disfrutaré seguro porque también iré a visitar a mis abuelos y primos a Santander, soy muy de familia y encima allí hay playa. Me costará dejar el colegio, estoy allí desde primero de Infantil, desde que tengo recuerdos todos están ligados con el colegio.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más.