13 noviembre 2019
  • Hola

900.000 euros de la ‘tele’ para tres investigadores salmantinos

Ramón García, Belén Vidriales y José Juan García investigarán sobre linfomas y cáncer de hígado con fondos recaudados a través de un programa emitido en la televisión catalana

08 nov 2019 / 18:41 H.

Los hematólogos del Hospital de Salamanca Ramón García Sanz y Belén Vidriales, y el profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Salamanca, José Juan García Marín, han recibido tres becas de 300.000 euros cada una que se han recaudado a través de un ‘telemaratón’ de carácter benéfico que la televisión catalana TV3 organiza desde hace casi tres décadas.

La Fundación La Marató es la encargada de gestionar estos fondos que donan los teleespectadores del programa y que el pasado año batieron récord de recaudación: más de 15 millones de euros.

Cada año -y van 27- se elige un tipo de enfermedad. En la edición de 2018 se anunció que la recaudación se destinaría a la investigación contra el cáncer.

Se presentaron un total de 192 proyectos de investigación y un comité internacional de expertos seleccionó los 43 mejores, entre los que se encuentran los salmantinos que han sumado casi 900.000 euros entre los tres. “En esta revisión, dos evaluadores puntúan cada trabajo en función de su calidad, metodología, relevancia científica, sanitaria y social, valor innovador y viabilidad”, apuntan desde la ‘Fundación La Marató’ sobre las condiciones para conceder las becas.

La ‘Fundación La Marató’ distribuye los más de 15 millones de euros recaudados y que financiarán a 43 proyectos

Ramón García Sanz -que recientemente ha sido nombrado presidente de la Sociedad Española de Hematología- colidera un estudio junto a Silvia Beá Bonet (Institut d’Investigació Biomèdica August Pi i Sunyer). El proyecto ‘Mecanismos de resistencia a las terapias moleculares dirigidas en el linfoma de células del manto’ se centra en “el estudio molecular del linfoma no Hodgkin” y durante tres años contará con 300.000 euros para “buscar un patrón molecular del linfoma que nos permita saber algo más de la respuesta al tratamiento o la evolución de los pacientes”, explica el doctor García Sanz. El hematólogo destaca que “gran parte del mérito de este estudio corresponde a Alejandro Molina, que es quien ha realizado el trabajo de campo para una tesis doctoral que está realizando con nosotros, y que va a continuar a través de una beca del Carlos III”. La línea de investigación del doctor Sanz también está siendo respaldada por becas de la Sociedad Española contra el Cáncer o del mismo Instituto de Salud Carlos III.

Dentro del servicio de Hematología se han destinado otros 297.250 euros para que la doctora Belén Vidriales -junto con Francesc Bosch (VHIO Vall d’Hebron)- trabajen en la leucemia linfática crónica. “Desde Cataluña van a identificar marcadores inmunológicos que puedan predecir la respuesta de la enfermedad y el pronóstico. Cuando ellos encuentren esos marcadores, o qué factores resultan importantes de esos marcadores, desde Salamanca haremos un estudio de validación de los resultados que encuentren”, explica Belén Vidriales, que aplaude la iniciativa y la cuantía de estas becas, de gran importancia para la investigación.

Cáncer hepático

La tercera de las becas concedidas a proyectos con marca salmantina es para José Juan García Marín (en el centro de la imagen inferior), de la Facultad de Farmacia de la Universidad, que concurrió a esta convocatoria junto a José Carlos Fernández (Institut d’Investigacions Biomèdiques de Barcelona- CSIC) y que también han sido financiados con 300.000 euros para un trabajo trianual y que será revisando año tras año.

900.000 euros de la ‘tele’ para tres investigadores salmantinos

“A diferencia de otros tipos de cáncer cuya incidencia y mortalidad ha bajado en los últimos años, el número de pacientes que mueren de cáncer hepático en nuestro país está subiendo. Una de las causas es el cambio de hábitos alimentarios que favorece la acumulación de grasa en el hígado, lo que es cada vez más frecuente en nuestra sociedad. El objetivo del proyecto financiado por la Fundación Marató TV3 es dilucidar las bases moleculares por las que la alteración del metabolismo hepático de lípidos favorece la aparición del cáncer en este órgano”, explica José Juan García Martín.

PALABRAS CLAVE