Borrar
El paso de la Custodia con el Santísimo Sacramento, a su llegada al altar situado en la Rúa. LAYA

600 kilos de sal por el Corpus

Amor y Paz ha conmemorado sus 50 años de colaboración con el Cabildo con una alfombra exclusiva con un diseño especial. El 'Lignum Crucis' de la Vera Cruz, junto a la Puerta de Ramos, por los 300 años de la recepción de la reliquia

Domingo, 2 de junio 2024, 22:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A las siete de la mañana Antonio Feltrero llegaba a la plaza de Anaya cargado de kilos de sal marina. Más de 600 que se tiñeron de naranja, verde y azul hasta que configuraron un diseño con el que se quiso conmemorar el medio siglo de colaboración de la Hermandad del Amor y la Paz con el Cabildo de la Catedral para dar realce a la procesión del Corpus. Una paloma, símbolo del Espíritu Santo y seña de identidad de la cofradía junto a la cifra que recuerda la efeméride y el símbolo eucarístico se cruzaban por la mañana en el atrio de la Catedral con los participantes del Certamen de Pintura al Aire Libre de LA GACETA que trataban de plasmar el conjunto catedralicio con sus caballetes desde la plaza de Anaya. Cerca de la una de la tarde, Carmen Martín, María González, Miguel Rodero, Amador Delgado, Juan Manuel Martín y Diego Conde con las manos manchadas de tinta concluían su trabajo antes de que la Custodia, cargada por los hermanos del Amor y la Paz, atravesara el fruto de su trabajo en la bendición realizada por el obispo de la Diócesis, José Luis Retana, en el atrio de la Catedral.

Acompañado por el buen tiempo y la sucesión de actos que empujaron a los salmantinos a la calle, la celebración del Corpus contó con una alta participación, tanto en el interior del cortejo con representación de jóvenes de la Pastoral Universitaria, todos los movimientos, asociaciones eclesiales y cofradías penitenciales y de gloria, así como feligresía de las parroquias no adscritas a ningún colectivo diocesano, seminaristas y representantes de las congregaciones religiosas y miembros de institutos seculares, así como en el seguimiento en la calle sobre todo en la salida de la procesión junto a la calle Calderón de la Barca como en el final del atrio de la Catedral. Los niños de primera comunión tuvieron un papel destacado, tanto en la celebración de la eucaristía con un papel protagonista tanto en la vía sacra de la Catedral como en la procesión. Al igual que en la salida de María Auxiliadora desde el patio del colegio salesiano, se ha notado el aumento de la participación progresiva desde la pandemia. El 'Lignum Crucis' de la Vera Cruz también fue protagonista en el atrio, con ocasión del 300 aniversario de la entrega de la reliquia a la cofradía decana. La talla fue trasladada a primera hora desde el convento de las Madres de Dios hasta la Puerta de Ramos. También se dispusieron altares en la Rúa, junto a las Siervas de María y en el pórtico de la iglesia de San Sebastián.

Niños con sus trajes de primera comunión en la procesión.
Niños con sus trajes de primera comunión en la procesión. LAYA
El paso del Lignum Crucis, junto a la Puerta de Ramos.
El paso del Lignum Crucis, junto a la Puerta de Ramos. LAYA
La colorida alfombra de sal, en la plaza de Anaya.
La colorida alfombra de sal, en la plaza de Anaya. LAYA

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios