DERECHO

¿Qué es la muerte digna y en qué se diferencia de la eutanasia y del suicidio asistido?

España aprobará en pocos meses la Ley de Muerte Digna que reconoce el derecho del enfermo a no prolongar su vida de forma artificial y 'despedirse' sin sufrimiento

11.02.2019 | 16:54
La asociación Derecho a Morir Dignamente informa en la Plaza sobre el testamento vital. | ALMEIDA

En un plazo de dos o tres meses habrá una Ley de Muerte Digna en España", promete el diputado de Ciudadanos Francisco Igea, que está siendo uno de los grandes abanderados de esta normativa.

Se trata de un tema escabroso porque, en ocasiones, se confunde con el concepto de eutanasia, pero no lo llega a tocar. "Es una ley que tiene que ver con el derecho a unos cuidados paliativos de calidad, derecho a la suspensión de tratamientos o la retirada de medidas de soporte vital, incluida la nutrición", enumera Igea, que ejemplifica: "Entre el blanco y el negro que sería la situación actual y la eutanasia, hay muchos grises que son los que queremos regular".

La situación actual a la que se refiere es que existen dos polos: "La suspensión del tratamiento de soporte vital, y otro que es el suicidio asistido, que eso será otra ley posterior". Tanto Ciudadanos como el PP van de la mano en regular y dejar claro qué incluye esta Ley de Muerte Digna y dónde están los límites con el punto al que todavía no quieren llegar: la eutanasia. "Ahora mismo existe mucha inseguridad jurídica en temas como la retirada de soporte vital. En Coruña se le retiró a un niño y el asunto acabó en el juzgado. Si pides voluntariamente que te seden te pueden decir que es una eutanasia. Todo lo que estamos regulando es previo al suicidio y es importante que quede claro, porque si la gente tiene que elegir entre el horror y el suicidio, prefieren el suicidio, pero lo que vamos a aprobar regula todo lo que está en el medio y no llega hasta ese punto", declara Francisco Igea.

La Ley se aprobó en el pleno del Congreso y ahora está siendo debatida en la comisión del Senado. Saldrá con un respaldo casi unánime y tendrá que volver al Congreso para que se convierta en una realidad. "Saldrá adelante. El problema son las enmiendas y el perfeccionamiento de esa ley, que lo demora. Pero saldrá", porfía el diputado 'naranja'.

Diferencias con la eutanasia y el suicidio asistido

La gran dificultad de redactar una ley de muerte digna es la utilización precisa de los conceptos para que quede clara la diferencia que existe con la eutanasia o el suicidio asistido. Explicado de una manera superficial, la ley de muerte digna se aplicaría en enfermos terminales: personas que ya saben que van a morir en un breve espacio de tiempo y tienen el derecho de rechazar tratamientos enfocados a prolongar su vida a la vez que reciben paliativos para mitigar el sufrimiento en el tramo final.

Por ejemplo, que no les reanimen en caso de paro cardiaco, o que les retiren el soporte vital que les mantiene vivos de forma 'artificial'. "La ley busca regular el ejercicio de los derechos de la persona en el proceso final de su vida, evitando el sufrimiento y respetando su última voluntad", puntualizan. Por el contrario, la eutanasia son actuaciones que producen directa e intencionadamente la muerte de los pacientes. Por último, el suicidio asistido sería cuando se le suministran al enfermo los medios necesarios para que él termine con su vida.

Salamanca necesita 11.000 trabajadores más a tiempo completo para volver al escenario previo a la crisis

Aumenta el consumo de marihuana en Salamanca y la proliferación de plantaciones bajo techo

La joya salmantina que volverá a abrir sus puertas tras un año cerradas

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




anteriorsiguiente


 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad