METEOROLOGÍA

Historias del frío. Cuando se pudo montar en bici y jugar al mus sobre el Tormes

En febrero de 1954 una ola de frío con temperaturas de hasta 10,2 grados bajo cero en la capital convirtió el río en una gran pista de hielo

11.01.2019 | 17:48
Imagen de la mítica partida de mus sobre el Tormes. | LASO

Pocos salmantinos no han visto en algún momento de su vida la fotografía que ilustra este artículo. Cuatro personas en mangas de camisa sentadas en sus correspondientes taburetes, jugando a las cartas sobre una mesa y con una botella de coñac. Todo normal si no fuera por el escenario de la instantánea realizada por el recordado fotógrafo Ángel Laso. La partida no tenía lugar en un bar cualquiera de la capital, sino sobre el mismísimo río Tormes. Una imagen emblemática. Historia de Salamanca que sacamos a relucir cuando el frío es estos días el único tema de conversación. Los que piensen que nunca se ha vivido nada igual, se equivocan. Dos días antes de que se tomara esta fotografía, el 5 de febrero de 1954, Salamanca registró 10,2 grados bajo cero. Casi nada.

Con unas temperaturas así es normal que el río Tormes acabara totalmente congelado. Convertido en una inmensa pista de patinaje. Su caudal era mucho mayor que en la actualidad. Por aquel entonces no se había construido el embalse de Santa Teresa para regularlo. En la crónica publicada por LA GACETA en su edición del 6 de febrero se aseguraban que los más viejos del lugar habían conocido heladas similares. La más recordada, una en la que los carros tirados por bueyes se deslizaron por el rocoso hielo del Tormes. Pero para los más jóvenes aquello fue un espectáculo insólito. Incluso los autobuses que salían de Salamanca por el puente Enrique Estevan, tenían que parar para que los pasajeros disfrutaran de la estampa. "¡Lo que habrán contando en sus casas, allá en Mogarraz o Galinduste!", aseguraba la crónica de LA GACETA.

El río a su paso por Salamanca se convirtió en una fiesta. Jóvenes patinando, montando en bicicleta, en carro... "Antonio José Acosta Falcón, Carlos Henríquez Ledesma, Domingo Medina Sánchez, Darío Sánchez Medina y otro compañero, colombianos y venezolanos que estudian Medicina en Salamanca, estaban así posando sobre el hielo sobre las aguas del río cuyo nombre aprendieron allá al otro lado del charco, leyendo las páginas de la picaresca", afirmaba el artículo de este diario junto a una fotografía de los jóvenes estudiantes.

Más osado fue Francisco Cano, un muchacho "moreno y fornido" que se aventuró a cruzar el Tormes con su bicicleta "sin temor a que los guardias le pidan la matrícula y le exijan llevar timbre y luz".

En la edición del 7 de febrero, LA GACETA publicó la emblemática imagen tomada un día antes. "Al cantar órdago a la grande, llegó el guardia", titulaba este diario en un simpático tono. "La partida iba lo que se dice entretenida. Y la botella de coñac a medias, cuando el guardia cerró el establecimiento. Estos cuatro amigos se reunieron ayer por la mañana para echar una canita al aire. Y con tanto calor lo tomaron que decidieron establecer la "timba" sobre el timbal del hielo. Que se juegue uno así hasta las pestañas, puede pasar como alarde, pero que para entrar en situación, sobre la chaqueta, es cosa que siempre pondremos en duda". Fue una de las últimas escenas que se vivieron sobre el helado Tormes. Según rezaba la información, los guardias "echaron el cerrojo" al río y no permitieron ni partidas de mus ni nada de nada.

Otra imagen histórica que ha quedado a la sombra de la partida de mus es la de un lechero empujando un carro en el que está montado un amigo suyo. Y todo ello sobre el hielo. Se trataba del repartidor que habitualmente recorría el entorno del Puente Romano. Ese día no quiso pasar la oportunidad de "zambullirse" en el Tormes, sabedor de que no se iba a hundir. "Hoy algún cliente toma la leche aguada", espetó una vecina de la zona al ver la hazaña de su lechero.

La mejor médica del mundo, en Salamanca: "Tenemos una excelente Atención Primaria muy maltratada"

Las asociaciones de militares, todas a una para pedir una subida salarial

El peor final para la lucha de los trabajadores de la Hispano Textil

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook



anteriorsiguiente

 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad