MUY SALMANTINO

Las estafas en la red, también en Salamanca

Herencias millonarias a nuestro alcance, chollos inimaginables y chantajes inverosímiles acechan a los usuarios de internet | Los timos en la red crecen año a año también en la ciudad

02.12.2018 | 12:56
Un usuario de la red realiza una operación comercial con tarjeta de crédito.

Promesas de fortunas, novias rusas en Facebook, ofertas de empleo, alquileres vacacionales... el éxito criminal mediante uso de tretas dialécticas y señuelos o ingeniería social para estafar a la víctima sigue siendo una de las grandes armas del ciberdelincuente. Aquí puede consultar los 9 fraudes más comunes en internet.

"La gran mayoría de personas pueden ser manipuladas con éxito sobre todo a la hora de comprometer su seguridad en el ámbito tecnológico", advertía esta semana en Madrid Deepak Daswani, experto en ciberseguridad y autor del libro recién publicado "La amenaza hacker". En el siglo XXI, los timos propios de la picaresca de los viejos tiempos se han adaptado a la tecnología y, aunque a distancia, siguen tendiendo trampas a los más incautos.

La delincuencia a través de internet sigue al alza. Los delitos que se cometen por la red en la provincia de Salamanca se han multiplicado por siete desde 2011. El continuo aumento de las compras online y el uso creciente de las redes sociales impulsan la cibercriminalidad, favorecida por el anonimato de los delincuentes, parapetados detrás de sus equipos informáticos.

En Salamanca se cometieron el pasado año un promedio de más de tres infracciones penales al día a través de internet y redes sociales, 1.246 en total. Sin embargo, por estos delitos denunciados apenas arrojaron la cifra de 58 detenidos e investigados. La mitad de éstos tenían entre 14 y 25 años y el resto, entre 26 y 40, según los datos del Ministerio del Interior.

Las estafas producidas en operaciones en las que se utiliza tarjeta de crédito, debito o cheques de viaje sumaron cuatro de cada diez delitos del total, pero a raíz de ellas no hubo un solo detenido o investigado. las autoridades policiales aducen a este respecto la dificultad de perseguir a los delincuentes de la web que aprovechan la legislación de otros países para eludir sus responsabilidades ante la justicia.

La llegada de la campaña comercial de Navidad dispara las compras y aumentará las incidencias. Según la Policía, las estafas más comunes son aquellas en las que el comprador nunca llega a recibir el producto o, cuando lo hace éste presenta una calidad inferior a la esperada.

Las recomendaciones para estos casos suelen ser muy claras: hay que comprobar las garantías de la página web y pedir un documento que asegure el envío y acredite el valor del paquete. La falta de cuidado en el uso de las tarjetas y la inocencia de los usuarios timados -por lo general, menores de 40 años- es aprovechada por los cacos, que suelen poseer amplios conocimientos informáticos.

AMENAZA CONSTANTE
La amenaza del timo o la estafa por internet es constante y todos los internautas son objetivo. Por fortuna, los antivirus que actúan en los buzones de correo filtran habitualmente los envíos publicitarios masivos (SPAM) que ocultan las a menudo burdas trampas con las que timadores extienden sus redes por todo el mundo.

Historias como las conocidas 'cartas nigerianas' , en las que un misterioso remitente, generalmente del sexo femenino, refiere una trágica historia personal antes de poner a nuestra disposición su millonaria herencia, siguen acechando la codicia de los más incautos, al estilo de los clásicos timos del 'tocomocho' o de la 'estampita'. Cambian los tiempos y evoluciona la tecnología pero el peligro sigue latente.

Esta misma semana, muchos salmantinos han recibido casi de forma simultánea la última oleada en forma de supuesto chantaje en el que un desconocido asegura haber accedido a los datos de nuestro ordenador y estar en posesión de información comprometida obtenida como resultado de nuestro acceso a sitios de adultos. Para no divulgarla, el chantajeador exige el pago de 287 dólares o su equivalente en bitcoins. La pésima traducción automática y la falta de datos concretos deberían ser pistas concluyentes de la falsedad de esta amenaza. pero a pesar de todo, alguien termina siempre picando.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

 

 



 
 
 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook













anteriorsiguiente




 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad