CONFERENCIA

Miriam Fernández: de sufrir una parálisis cerebral a ganar 'Tú sí que vales'

Este miércoles contará en Salamanca su historia de supervivencia

06.11.2018 | 18:35
Miriam Fernández, junto a su andador, en un fotograma de uno de sus videoclips musicales.

Ni caminar, ni razonar ni hacer vida normal. Es el diagnóstico que los médicos le dieron a los padres biológicos de Miriam Fernández cuando nació hace 28 años. Una parálisis cerebral que sin embargo no le ha impedido ser campeona de España de natación, ganar la segunda edición del concurso televisivo "Tú sí que vales", grabar dos discos, escribir un libro que saldrá en marzo y ser actriz en series y en la compañía teatral de Blanca Marsillach, con dos giras al año interpretando personajes de obras clásicas, nada que ver con su discapacidad.

Su historia personal de superación, motivadora e inspiradora, le ha llevado desde hace diez años a dar conferencias por toda España. Este miércoles, acompañada de su inseparable andador, estará en Salamanca —teatro Unicaja Banco en la plaza Santa Teresa a las 19:30 horas— para contar cómo cambió el "¿por qué me ha pasado esto a mí?" por el "¿para qué?".

Con sólo 10 años, desvela Miriam Fernández, transformó los lloros y su tristeza en sonrisas y felicidad. Convirtió su discapacidad en un reto y venció, gracias al apoyo de su familia adoptiva que se "esforzó por girar" el diagnóstico de los médicos. "Cuando era pequeña, en el fisioterapeuta me empujaban y me enseñaban a aprender a caer y colocar mi cuerpo para hacerme el menos daño posible. En casa era todo lo contrario. Si me caía, mi madre gritaba que nadie me levantara, salvo si me había hecho mucho daño. Lo importante fue aprender a levantarme", recuerda esta joven que irradia optimismo y valentía y que no sólo lucha por derribar barreras en la discapacidad, sino también por erradicar el bullying.

"En mi familia me educaron en que la diferencia era normal y positiva pero al llegar al colegio me dí cuenta de que no. Cada día se burlaban y reían de mí. Me convertí en una persona pasiva que no miraba a los ojos de la gente. Pero un día, mirándome al espejo me dije que cómo me iban a aceptar los demás si yo no me aceptaba. Y aunque ellos tenían parte de culpa si lo de fuera no cambiaba, tendría que ser yo", explica. Así comenzó Miriam a cambiar de actitud, a confiar en sus posibilidades y a luchar por sus sueños en contra de tanta gente, incluso médicos, que le decían que no iba a poder.

"Acepté la discapacidad, aunque no la considero como tal sino que es una circunstancia más de mí que no me determina ni me limita para nada", confirma.

"¿Cómo vas a nadar si no mueves las piernas?", le dijeron con 12 años cuando se animó a competir. "Busqué una federación donde competir con gente con lo mismo que yo y fui campeona de España dos veces. No son las medallas, sino fue una demostración de que cuando intentas las cosas, buscando cómo hacerlo, se puede. Y eso me motivó a ir a por el sí", revela Miriam Fernández que dio el salto a la popularidad como cantante tras ganar "Tú sí que vales".

"El éxito con la música no es llegar a millones de personas ni hacer conciertos sin pasar por casa. Sino hacer una canción que pudiera ayudar al menos a una persona", subraya la joven artista y compositora que ha rechazado ofertas con importantes productores para seguir al lado de su amigo y productor de hace una década, con el que prepara con mimo y pausa su segundo disco que incluirá una canción "para decir basta al acoso escolar".

"Antes mi mayor objetivo en la vida era ser cantante, triunfar y llenar estadios. Pero me he dado cuenta desde hace tiempo que deseo seguir haciendo lo que quiero, lo que hago ahora. Levantarme cada día sin importarme si es lunes o viernes. Tener ese motor para decir que amo mi trabajo, que lo voy a hacer lo mejor posible y compartirlo con las personas que quiero. Eso y vivir aventuras para generar recuerdos", desvela Miriam, que hace unos días ha experimentado el vuelo en parapente con motor y que el día que entró en la Plaza Mayor de Salamanca cerró los ojos, ya que espera poder verla por vez primera junto a su chico en el futuro.

Aún así, Miriam sigue luchando por cambiar su entorno. "Hay gente que no sabe cómo tratarme y por llevar un andador me hablan como si tuviera dos años. O cuando voy a un aeropuerto hablan a mi acompañante y le hacen preguntas sobre mí. Pero yo no me callo", relata esta joven que con sus charlas consigue insuflar fuerza a familias con hijos con discapacidad, a niños que padecen acoso escolar o a cualquier persona que se olvida de sonreír por un día de estrés en el trabajo.

El paro sube en Salamanca en octubre en 629 personas

Miles de salmantinos en vilo: este lunes se decide quién paga el impuesto de las hipotecas

Esta semana se reiniciarán las obras de la Plaza Mayor tras dos meses de parón

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook



anteriorsiguiente



 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad