UNIVERSIDAD

El gran cocodrilo que paseaba por Salamanca hace 40 millones de años

La Sala de las Tortugas de la Universidad acerca al público una completa colección paleontológica de vertebrados que habitaron por estas tierras

05.09.2018 | 04:45
Un joven contempla el cráneo y los dientes de un cocodrilo hallados en la provincia de Salamanca.

En Cabrerizos, Villamayor y Aldealengua hubo cocodrilos y tortugas gigantes. De eso hace 40 millones de años, pero los restos de algunos de esos grandes animales fueron encontrados por un grupo de investigadores de la Universidad de Salamanca liderados por el profesor Emiliano Jiménez y a día de hoy se conservan en la Facultad de Ciencias.

El 31 de mayo de 1988 se inauguró la Sala de las Tortugas en una de las aulas del edificio de las Escuelas Mayores del Estudio salmantino. Era la forma de visibilizar el gran trabajo desarrollado por los investigadores de la Universidad de Salamanca en las excavaciones que llevaron a cabo en la Cuenca del Duero. Restos fósiles como placas, dientes, cráneos y hasta coprolitos comenzaron a mostrarse al público, acercando a los ciudadanos una realidad desconocida hasta ahora: la existencia de grandes cocodrilos y tortugas en Salamanca, Zamora y Segovia. "Los restos demuestran que hace unos 40 millones de años esta zona estaba plagada de bosques y ríos y había un clima muy cálido", explica José Ángel González Delgado, profesor del área de paleontología del departamento de Geología que se ha encargado de coordinar la sala.

"Es una de las mejores colecciones de cráneos de tortugas de toda Europa", subraya el profesor y destaca también los fósiles que se conservan de un cocodrilo que, no solo era mayor que los actuales, sino que corría. "Los huesos de las patas son más largos, así que quiere decir que este cocodrilo corría y, según los expertos, no como Usain Bolt, pero bastante", comenta con humor José Ángel González para incidir en la singularidad de los restos de Salamanca que ahora se pueden ver en la Facultad de Ciencias.

Trece años después de su inauguración, la Sala de las Tortugas, ahora con el sobrenombre de "Aula Emiliano Jiménez Fuentes, en honor a su fundador, se reubicó en la citada facultad y desde entonces los grandes restos de tortugas reciben a los visitantes del edificio.

Son tres décadas acercando a los ciudadanos, y en especial a los niños, el pasado de esta tierra, descubriendo sus fósiles en una clara labor de divulgación. Coincidiendo con esta fecha tan especial, su actual coordinador aprovecha para reivindicar más apoyo de las instituciones tanto para el buen mantenimiento de la sala, con la contratación de personal que permita dar a conocer los fósiles, pero también avanzar en su catalogación, y a su vez, poner en valor los yacimientos existentes en las localidades cercanas. En Aldeaseca, por ejemplo, se siguen haciendo excavaciones y de vez en cuando se encuentra algún pequeño resto. "Dinosaurios hay en muchos sitios, pero cocodrilos corredores, no", hace hincapié José Ángel González.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook



anteriorsiguiente

 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad