SANIDAD

Los casos de muerte súbita, más frecuentes de lo habitual

La joven norteamericana fallecida este viernes celebraba que había terminado un curso de español cuando sufrió una parada cardiorrespiratoria

12.05.2018 | 04:45
Imagen de la calle Varillas, donde ha fallecido una jover por muerte súbita en la madrugada del viernes.

Una joven estadounidense falleció en la madrugada del viernes después de sufrir varias paradas cardiorrespiratorias, la primera de ellas cuando estaba de fiesta celebrando que había terminado el curso de español que estaba realizando en Salamanca. Según los primeros resultados de la autopsia que los médicos forenses le practicaron al cuerpo sin vida ya en la mañana del viernes, y a la espera de más información de las pruebas remitidas para su análisis, se cree que haya podido tratarse de una muerte súbita, es decir, cuando una persona aparentemente sana fallece de manera repentina, en muy pocas horas.

La joven, de solo 20 años de edad, participaba en los Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca. Había estado durante un trimestre y en la noche del jueves salió de cena y de fiesta con sus compañeros por la ciudad para celebrar que habían acabado el curso de español en el que estaba matriculada. Precisamente hoy tenía previsto volar de regreso a su país. Natural del estado de Carolina del Norte, su padre llega este sábado para hacerse cargo del cuerpo, después de la práctica de la autopsia.

No se trata de un caso aislado, ya que en los últimos años se han dado varios más en Salamanca. En 2011 se produjeron varios casos sucesivos de muerte súbita que provocaron una gran conmoción social. En el mes de febrero un militar de 30 años falleció en la plaza de Burgos mientras practicaba deporte con otros compañeros. Aunque estos corrieron hasta el botiquín del cuartel General Arroquia para llamar al médico, no pudo salvarle la vida.

Apenas unos días después de la muerte del militar, otro miembro de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, un hombre de 39 años, salvó su vida gracias a un desfibrilador semiautomático (DESA) tras sufrir una parada cardiorespiratoria mientras jugaba al baloncesto en el pabellón de La Alamedilla. La rápida actuación de sus compañeros fue clave.

Mientras conducía
Otro de los casos registrados durante marzo de 2011 fue el de un hombre al que le sobrevino el proceso mientras conducía y fue rápidamente asistido por su mujer, que era enfermera. No corrió la misma suerte otro conductor quien en 2003 murió de forma súbita y posteriormente se salió de la calzada en el término de San Cristóbal.

Otro de los casos ocurridos en 2011 fue el de un hombre que consiguió salvar su vida al ser reanimado por su esposa, ya que por teléfono técnicos del 112 le explicaron como debía practicarle la resucitación cardiopulmonar.

Un niño, en el barrio de Capuchinos
Un niño de 13 años falleció en septiembre de 2012 en plena plaza de Burgos tras sufrir un proceso de muerte súbita y a pesar de haber sido reanimado en un primer instante por varios médicos que se encontraban en el lugar y posteriormente por los servicios sanitarios que acudieron al aviso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


 

anteriorsiguiente

 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad