EMPRESA

Una auditoría forense confirma las graves irregularidades de Mesonero en la Cámara

El informe pericial revela el traspaso de bienes a ´su´ Fundación, cesión de espacios sin contrato legal y pagos a Confaes por servicios que no fueron prestados

26.03.2018 | 04:45
Juan Antonio Martín Mesonero seguido por el secretario general de Confaes, Bernabé Cascón.

El informe pericial encargado por la Cámara de Comercio ha destapado desvíos de fondos durante los últimos años de mandato de Juan Antonio Martín Mesonero hacia la Fundación Salamanca Progreso y la confederación de empresarios Confaes, ambas presididas por él en ese tiempo. Traspaso de bienes, pagos injustificados, graves irregularidades en la cesión de espacios, así como cuantiosos gastos por servicios que no fueron prestados por la patronal Confaes, donde todavía sigue mandando Mesonero.

El vaciamiento de la entidad ha enriquecido especialmente a la Fundación Salamanca Progreso, hacia donde se desviaron 536.819 euros entre 2013 y 2016, hasta que ante la sospechosa gestión de Mesonero una gestora formada por funcionarios de la Junta tomó el control de la entidad. Así lo establece la auditoría encargada por el actual equipo de gobierno de la Cámara, en la que especifica que se entregaron a la Fundación 180.300 euros a través de la cesión de las acciones del depósito aduanero Citycesa, así como 8.037 euros de un vehículo oficial y 210.000 euros del personal que pasó a la Fundación, según fuentes consultadas por este periódico.

Además, supuestamente la Fundación prestó servicios a la Cámara por los que pagó 138.482 euros. En 2015 la partida que crece considerablemente es la de gastos de comunicación y publicidad, que aumenta de 735 euros a 19.493 euros en un solo ejercicio.

Los desvíos se produjeron en una época crítica para la entidad desde el punto de vista económico, debido a que ya no se ingresaban cuotas camerales que dejaron a la entidad en una situación crítica. Mientras tanto, la Fundación no aportó valor a la Cámara, a pesar de que Mesonero la relanzó prometiendo que con ella obtendría beneficios que repercutirían en los empresarios salmantinos.

Cesión de espacios sin abonar los gastos. Pero a pesar de su delicada situación, la Cámara siguió engordando a la Fundación de Mesonero con la cesión del espacio que ocupa el Centro de Investigación Gastronómica a través de un borrador de contrato sin firmar por las partes y con espacios en blanco en los puntos principales que debían regir la gestión. Una acción que supuso gastos para la Cámara de Comercio de 13.491 euros en servicios y suministros. También cedió espacios en el edificio de la entidad cameral para el coworking asumiendo inicialmente los gastos a medias. Facturas de electricidad, agua y calefacción que ascendieron durante aquellos años a 64.546 euros y de los que no consta que la Fundación haya abonado su 50 por ciento.

Entre los documentos a los que han accedido los auditores también se encuentra el pago de 50.000 euros entre 2011 y 2012 de la Cámara a Confaes, patronal que también presidía entonces Mesonero. Se trata de dos abonos para un supuesto trabajo de internacionalización de las empresas de Salamanca y creación de una página web. Los auditores sí han encontrado los abonos de la Cámara, pero no han visto ni rastro ni de las labores de internacionalización ni de la supuesta web.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook



anteriorsiguiente

 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad