TRANSPORTES

El positivo por cocaína del chófer de un bus escolar reabre el debate por los controles

Las empresas piden que se les permita obligar a los empleados a pasar test de drogas y alcohol

10.03.2018 | 04:45
Prueba de saliva del control de drogas que realiza la Guardia Civil.

El segundo positivo por cocaína del conductor de un autobús en lo que va de curso en Salamanca, en este caso cubría una ruta a Vitigudino, ha reabierto el debate de la necesidad de más controles dentro del sector del transporte escolar. La patronal señala que la legislación actual les impide obligar a los empleados a hacer test internos de consumo de drogas y alcohol y que las negociaciones con los sindicatos que tuvieron a raíz del primer caso han quedado en vía muerta. Tampoco del grupo de trabajo creado por la Consejería de Educación para mejorar la seguridad del transporte escolar han surgido nuevas iniciativas, aunque a finales de este mes tiene previsto reunirse.

El nuevo positivo ocurrió a primera hora de la mañana del pasado 26 de febrero, aunque no fue hasta ayer cuando la Guardia Civil lo hizo público tras ratificar el laboratorio el resultado de la muestra realizada in situ. Según el comunicado, en el momento en el que fue parado por los agentes, en el autocar viajaban 6 escolares que se dirigían a un centro escolar de Vitigudino desde localidades cercanas. El resultado de la prueba de saliva realizada por el conductor de 43 años dio positivo en cocaína, por lo que fue denunciado y el vehículo inmovilizado. Posteriormente, el laboratorio ha confirmado el primer resultado.

La empresa para la que trabaja el conductor fue notificada este viernes de los resultados del segundo análisis, por lo que ha iniciado el proceso para despedir al empleado, según confirma la Dirección Provincial de Educación. La Administración también ha exigido a la concesionaria que garantice la prestación del servicio con otro conductor para que los escolares y sus familias no se vean afectados por un problema ajeno a ellos.

El caso de Vitigudino se suma al detectado por la Guardia Civil a finales del pasado mes de noviembre. En este caso fue un hombre de 41 años que hacía una ruta por varios pueblos de la comarca de Béjar el que dio positivo también por cocaína. A raíz de este incidente, la Asociación de Empresarios Salmantinos de Transporte en Autobús (Aesbus) reclamó cambios legales para poder lleva a cabo controles internos de alcohol y drogas obligatorios a los empleados. El planteamiento sería similar a lo que ocurre en el sector ferroviario desde 2015. El Gobierno introdujo un cambio normativo por el que la Administración o las empresas ferroviarias pueden programar y efectuar controles aleatorios para la detección de tasas de alcoholemia y drogas de abuso y sustancias psicoactivas entre todo el personal, no solo cuando ocurre un accidente.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


 

anteriorsiguiente

 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad