TRIBUNA DEL DOMINGO

La Sentencia que devolverá el Archivo a Salamanca

El Presidente de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, Policarpo Sánchez, analiza a través de una columna de opinión en LA GACETA la situación actual

18.12.2017 | 19:40
La Sentencia que devolverá el Archivo a Salamanca

El 13 de diciembre de 2017, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña me notificó la Sentencia que devolverá a Salamanca los miles de documentos que la Generalitat de Cataluña mantiene indebidamente en su poder.

Para evitar interpretaciones interesadas, copio literalmente la Sentencia. "La primera de esas pretensiones (es decir, la devolución de los documentos no catalanes), sí tiene encaje en la acción popular que se dice ejercitar por el recurrente en defensa del Patrimonio Histórico Documental Español, pues se pide la devolución de los documentos no incautados en Cataluña a personas naturales o jurídicas de derecho privado que han tenido su residencia, domicilio o secciones en el territorio de la Comunidad Autónoma, incumpliendo con lo establecido en el artículo 2.2 de la Ley 21/2005, de 17 de noviembre.

No obstante, es de apreciar que ese pedimento se ejercita ante una Administración Pública que carece de competencia para resolver sobre ello, ya que fue el Ministerio de Cultura el que mediante las Órdenes de 18 de enero de 2006, 30 de julio de 2008, 18 de diciembre de 2008, 17 de mayo de 2010, 24 de noviembre de 2010 y 19 de julio de 2011, autorizó la salida de los fondos documentales y otros efectos depositados en el Archivo General de la Guerra Civil que figuran en la relación que adjuntan para su traslado y entrega a la Generalitat de Catalunya, correspondiendo dirigir la acción contra la Administración del Estado".

Es decir, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte es quien tiene la competencia para devolver los documentos al Archivo de Salamanca. No habrá partidos separatistas por medio que impidan el retorno de los documentos a su Archivo, el lugar donde conserva su memoria el pueblo español. Como filtró interesadamente la Generalitat de Cataluña al conocer la Sentencia: "La Generalitat no tendrá que devolver los papeles de Salamanca". Olvidaron informar que la Justicia da esa competencia al Gobierno de España.

La Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Salamanca y la Asociación Salvar el Archivo hemos unido nuestras fuerzas para solicitar de inmediato al Ministerio la devolución de los documentos. Estamos en el mismo barco como no podía ser de otra manera. Lo más reconfortante es saber que el Gobierno de España, también. Lo demuestran las cinco cartas que envió al Gobierno de Puigdemont y su antecesor reclamando el retorno a Salamanca de los documentos.

También demandé a la Generalitat de Cataluña por no dejar copia en Salamanca de muchos de los documentos correctamente enviados a Cataluña. La Sentencia del TSJC es rotunda: "Corresponde dirigir la petición a la Administración del Estado". Y respecto al retorno de los documentos no restituidos a sus legítimos propietarios es de aplicación la Sentencia del Tribunal Constitucional de 31 de enero de 2013. Es decir, los documentos estarán donde ha decidido el Gobierno: en Salamanca.

Estoy muy emocionado. Reconozco que en estos últimos días se me ha escapado más de una lágrima. La lucha que comencé prácticamente en solitario hace muchos años va a llegar a su fin con la victoria. El retorno al Archivo de todos los españoles, que tiene su sede en la ciudad de Salamanca, de los documentos que certifican y acreditan nuestra Historia.

Es el momento de recordar a las decenas de miles de salmantinos que se echaron a las calles contra la desmembración de un Archivo Histórico Nacional por intereses políticos de los partidos separatistas catalanes. A la inmensa mayoría de españoles que sintió como algo más que la entrega de unos documentos esa felonía. Fue un golpe a nuestra dignidad y la ruptura como nación, puesto que el objetivo político de la Generalitat de Cataluña era separar la documentación de los catalanes de la del resto de españoles, como paso previo a proclamar la independencia.

De todos ellos es la victoria. Al manifestarse por el Archivo de Salamanca estaban defendiendo la unidad de España. Esta lucha es una lucha por un símbolo, por algo que nos une, por algo que es un reflejo muy claro de lo que estamos viviendo. Un Archivo unido representa una España unida. Los enemigos del Archivo son los mismos que pretenden romper nuestra nación.

Mi más profundo agradecimiento al alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y a la consejera de Cultura de la Junta de Castilla, María Josefa García Cirac por su apoyo. A los concejales de ayuntamientos como Salamanca, Murcia y Totana. A los diputados de parlamentos autonómicos como Castilla y León y Asturias. A los senadores de España. Todos ellos me dieron su apoyo para alcanzar esta victoria. Parece imposible, pero logré unir a 10 partidos políticos, entre ellos todos los mayoritarios, para reclamar la devolución de los documentos. Más que nunca tiene sentido la frase "si se quiere, se puede". Ahora corresponde al Gobierno. Estoy seguro que quiere. Que puede se lo dice una Sentencia judicial.

Mi público agradecimiento también a las 80.000 personas que firmaron la petición de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca para que se devolvieran los documentos a Salamanca y a las miles de personas que me brindan su apoyo a través de Facebook y Twitter. Se han convertido en amigos de verdad. A los valencianos, murcianos, madrileños, asturianos, aragoneses,€ que sienten como propia nuestra lucha, porque saben que les estamos defendiendo. La memoria y el patrimonio de todos los españoles.

Me movió a iniciar esta lucha la defensa de la legalidad. El cumplimiento de la Ley y las decisiones judiciales. También porque me siento profundamente salmantino y español. Por supuesto, la defensa de las familias afectadas por el traslado ilegal de sus documentos. La familia Más, de Valencia; Martínez, de Murcia; Sales, de Castellón,€ Documentos de familias humildes de toda España, que no podían defenderse por sí solas. Familias de 23 provincias, que nunca habían pisado Cataluña. Sin su apoyo hubiese sido imposible plantar cara a quienes robaron nuestro Patrimonio y quisieron despojarnos de nuestra dignidad.

"El dolor de las familias no me importa, lo único que importa es que el Archivo de Salamanca desaparezca". Esta frase tan infame me la dijo hace un año el entonces máximo responsable político de Archivos y Patrimonio cultural de la Generalitat de Cataluña. Revela las verdaderas intenciones de los separatistas sobre el Archivo y con qué tipo de personas he tenido que pelear los documentos. Todos comprenderán que hoy esté tan satisfecho por la Sentencia. Estos políticos ya no tendrán nada que decidir sobre el Archivo.

Me ha tocado defender, y no por las buenas, el Archivo de Salamanca. Con tenacidad, como recientemente recordaba nuestro alcalde. Con la Ley en la mano, única manera de lograr la victoria. Afortunadamente, nadie tendrá que escribir por mí la cita de Sergi Pàmies: "Me tuve que morir para saber si me querían". La defensa del Archivo me costó mi puesto de trabajo, mis ahorros, mi salud, la privación de estar con mi familia miles de horas,€ Mereció la pena. Estaré en la puerta del Archivo el día que llegue el camión con las cajas de regreso. Seguramente me acompañará Helga, originaria de El Cabaco, que me ayudó a no decaer cuando los momentos fueron más difíciles. La historia de la defensa del Archivo de Salamanca está llena de héroes. Es de Justicia que se conozcan sus nombres.

Mariano Rajoy, Soraya Saénz de Santamaría e Íñigo Méndez de Vigo ya no necesitan el artículo 155 para restituir los papeles de Salamanca, sino que pueden hacerlo cuando quieran, incluso mañana mismo.
Puedo iniciar un procedimiento administrativo para que el Ministerio devuelva la documentación. Incluso podría iniciar acciones judiciales si se negasen a devolver los papeles. Pero me resulta impensable que el Gobierno no vaya a cumplir la Ley y las sentencias judiciales.

Por lo tanto, se puede decir que es cuestión de tiempo que el Archivo de Salamanca recupere los documentos que le corresponden. El Gobierno tiene la última palabra. Todos queremos que sea muy pronto.
La lucha continúa, pero estoy seguro que está llegando a su final. Seguiré haciendo solamente lo que me pidieron desde niño mis padres: cumplir con mi deber.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook













anteriorsiguiente




 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad