ROBOS

Las bandas del Este disparan los "robos limpios" en Salamanca, ¿cómo saber si vigilan tu casa?

Estos delincuentes dejan marcadores como una bolita en la cerradura o una tira de plástico transparente en la puerta

30.10.2017 | 04:45
La cerradura, sin el bombín que partieron los cacos para entrar en una vivienda.

Si hay algo que preocupa a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es el creciente aumento de los robos "limpios" en domicilios, un delito que repunta en toda España y también en Salamanca, por su cercanía con Madrid.

Son auténticas organizaciones criminales, principalmente procedentes del Este de Europa (Rumanía y Georgia), itinerantes por toda España y especializadas en este tipo de robos, las que perpetran los atracos en pisos con el método "bumping", sin forzar la cerradura, cuando no hay nadie en casa y sin dejar rastro.

Así lo confirman desde la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Salamanca, donde aseguran que los amantes de lo ajeno no entienden de barrios, ya que actúan en cualquier zona de la ciudad de Salamanca.

Las bandas trabajan de forma organizada y tienen distribuidas entre sus miembros las funciones de logística, vigilancia, acceso a la vivienda, venta y blanqueo de lo robado. En un primer momento realizan una vigilancia previa a varios pisos escogidos durante algunos días. Para asegurarse que los propietarios están ausentes dejan marcadores en el telefonillo o en las puertas. Si en el rellano halla una pequeña tira de plástico transparente, o al introducir la llave en la cerradura ve que se cae una bolita de plástico o papel, póngase en guardia porque los ladrones vigilan la vivienda.

Las pequeñas bolas de papel que introducen en el interior de las cerraduras sólo se ven si se mira por el ojo de la cerradura y no se notan al abrir la puerta, advierte la Policía, que recuerda que si un vecino ve movimientos sospechosos o personas con actitud vigilante durante varios días en torno a la vivienda avise al 091.

Cuando las bandas de criminales se aseguran de que no hay nadie en el interior de la casa, es cuando actúan. Pueden hacerlo con llaves falsas, el método "bumping" o con el resbalón (meten la tarjeta de crédito y abren si no se ha cerrado con llave). "Son verdaderos cerrajeros", señalan desde la Policía. La apertura de golpes o "bumping" consiste en abrir la cerradura con una llave especialmente modificada. En menos de 25 segundos, un experto puede abrir una cerradura de forma rápida, sin rotura ni ruido.

Una vez dentro, los criminales, que visten de forma normal —a veces como turistas— y van acompañados en alguna ocasión de mujeres, se llevan todo aquello que tenga valor y puedan transportar fácilmente en bolsillos y bolsos sin despertar sospechas: joyas de oro y piedras preciosas, dinero, así como teléfonos móviles, tabletas y ordenadores. Se lo llevan, se van y no dejan rastro. El oro lo funden y el resto de objetos lo revenden en el mercado negro.

Por ello, si no han revuelto la casa, uno no se da cuenta del atraco hasta que no echa en falta alguno de sus bienes más preciados.

La época estival, sobre todo junio y julio, cuando los ciudadanos salen de vacaciones, es la favorita por estas bandas que perpetúan varios atracos durante unos días, o van y vienen desde Valladolid y Madrid, y desaparecen e incluso regresan a sus países de origen, lo que dificulta el trabajo a las Fuerzas de Seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


 

anteriorsiguiente

 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad