07 agosto 2020
  • Hola

18 efectivos participan en Salamanca en el plan de inspección a empresas sobre prevención de COVID

Comprobarán que los negocios adoptan las medidas de contención del coronavirus

31 jul 2020 / 21:44 H.

La Junta de Castilla y León y el Gobierno de España han iniciado una campaña conjunta y coordinada de control a los centros de trabajo de la Comunidad con el objetivo de verificar que se cumplen las medidas de prevención y contención sanitarias frente a la COVID-19. La campaña se desarrolla en dos fases. En la primera, que se inició el miércoles, 29 de julio, y se prolongará hasta el 9 de agosto, los equipos realizan visitas de control a empresas de los sectores agroalimentario, cárnico, hostelero, comercial e industrial, en función de las actividades más representativas de cada provincia. A estas tareas se están dedicando por el momento más de 130 personas, 18 en Salamanca, de las cuales 69 pertenecen a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social del Ministerio.

La segunda etapa comenzará a partir del 10 de agosto, y a ella se incorporarán más efectivos del área de Sanidad, que operarán de forma independiente, pero coordinada, con los de Trabajo y los técnicos de Empleo e Industria, de manera que entre ambos equipos existirá un intercambio de información continua.

El objeto de las visitas a los centros de trabajo es comprobar que las compañías de Castilla y León están adoptando las medidas de prevención, contención, seguridad e higiene frente a la pandemia. Entre las más relevantes de obligatorio cumplimiento cabe destacar el deber de las empresas de mantener una distancia mínima de seguridad de 1,5 metros entre sus empleados o, si esto no resulta posible, de facilitarles los equipos de protección adecuados. El uso de mascarilla también es obligatorio.

En los centros productivos deben garantizarse, asimismo, la ventilación, limpieza e higiene de las dependencias, la provisión de hidrogeles, la reordenación de los turnos para evitar la coincidencia masiva de personas –ya sean clientes o trabajadores– y el fomento del teletrabajo. El Ejecutivo de Castilla y León marca también limitaciones en los aforos y establece unas pautas para el uso de instalaciones comunes, entre ellas la desinfección.

PALABRAS CLAVE