Borrar
Los hermanos Fernando y Ángel Panchuelo con Álex y, a la derecha, Charles a su paso por Santibáñez de la Sierra.
La vuelta al mundo sin dinero pasa por... Santibáñez de la Sierra

La vuelta al mundo sin dinero pasa por... Santibáñez de la Sierra

El francés Charles Attonaty pasa por la localidad en su gran aventura, que le ha permitido recorrer 24 países viviendo únicamente de la generosidad de las personas

TEL

Viernes, 12 de mayo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Me ha dado por hacer tik tok y cosas del pueblo y bajé porque había dos personas que querían contar algo del pueblo. Ya me iba a ir y apareció él», cuenta Alejandro de Paz en Santibáñez de la Sierra. Se refiere al francés Charles Attonaty, de 30 años, que lleva desde el año 2020 recorriendo el mundo sin dinero y viviendo sólo de la humanidad y buena acogida de las personas.

«Me preguntó si sabía francés o inglés, que no, y si podía cargar una batería externa. Le dije que sí y fue a mi casa. Entonces, mi mujer le vio y hablamos que venía andando desde Francia y le dijo que si quería comer. Primero que no, pero luego pasó a comer. No sabíamos nada de él. Le preguntamos si se quería duchar y, luego después, si quería dormir. Cuando le dimos hospitalidad él nos contó lo que hacía», explica Álex junto al propio Charles y dos vecinos de la localidad. Añade que «espera a que la gente le dé hospitalidad. Nos empezó a enseñar fotos de periódicos de España y del mundo e incluso ha salido ya en The Times, también la foto con el presidente de Islandia y nos contó lo que él hacía».

Viajó a Islandia gracias a la generosidad de una familiar norirlandesa.
Viajó a Islandia gracias a la generosidad de una familiar norirlandesa.

«No puedo conta mi historia hasta que la gente no me ayuda», explica el joven francés, que comenzó a dar la vuelta al mundo en julio de 2020 y ha llegado a España como su país número 24. «Cada día es una nueva aventura para mi, no sé a quien voy a encontrar, a donde voy a dormir, si voy a comer pero es increíble porque puedo pedir cargar mi batería, si hay wifi o donde poner mi tienda por la noche. Tengo mis normas. No llevo tarjeta ni dinero, ni seguro, ni comida o bebida y no puedo pedir comida o dormir. No puedo trabajar. Es extremo y lo máximo han sido dos días sin comer y uno y medio sin beber», explica. En Santibáñez ha recibido la hospitalidad de Álex y su mujer, que le han dado cobijo y comida.

No tiene un rumbo ni un destino y la casualidad quiso que en Santibáñez le acogiera esta familia, pero también hubo una mujer que le llevó a conocer Salamanca días antes y, por lo general, ha encontrado mucha hospitalidad por el camino. Señala que «la dificultad es alta y la recompensa más. Recibes lo mejor de la naturaleza humana. Para mi lo importante es la intensidad del día y no tengo fecha para volver, aunque calculo que esta quinta etapa será de un año. No tengo dirección y voy sin rumbo. España es mi país 24 y puede que vaya a Portugal».

Se despidió esta semana de Santibáñez y lo reflejará en sus redes ya que cuenta con varias: Tiktok, Instagram y Facebook. Se puede acceder a ellas a buscando Tourdumondesansargent (vuelta al mundo sin dinero). España forma parte de esa quinta etapa (después de cada etapa regresa a Francia unas pocas semanas y vuelve a la acción) y, quién sabe si dará el salto al charco para ir a América. Él ha marchado hacia el suroeste de la Península, pero sin rumbo fijo. Aunque ayer pasó por Ciudad Rodrigo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios