24 septiembre 2020
  • Hola

Villares de la Reina abrirá la piscina climatizada en octubre tras año y medio cerrada

El Ayuntamiento sacará a licitación el servicio y asumirá la gestión si no hay empresas interesadas

04 ago 2020 / 12:20 H.

La piscina climatizada de Villares de la Reina volverá a abrir sus puertas a partir del próximo mes de octubre para dar servicio a los miles de usuarios que cada temporada acuden a las instalaciones para hacer deporte y disfrutar de su tiempo de ocio.

Éste es el objetivo que se ha propuesto el equipo de Gobierno, que tiene decidido abrir el recinto después de la reforma integral acometida desde hace más de un año, cuando en junio de 2019 se produjo la rescisión del contrato de mutuo acuerdo entre el Consistorio y la empresa concesionaria.

Para ello, la intención de los responsables municipales es sacar a licitación la gestión de la piscina climatizada, pero en caso de que no se presenten ofertas o el proceso quedara desierto, la abriría el Ayuntamiento asumiendo la gestión para dar servicio y no mantenerla cerrada”, afirma la teniente de alcalde y concejala de Deportes, Miryam Tobal.

Los responsables municipales van a adquirir la maquinaria necesaria para equipar las instalaciones

Por ello, el Consistorio también va a iniciar la adquisición de maquinaria y aparatos de ejercicio para el gimnasio para equipar la instalación y poder abrir con la oferta completa de servicios y actividades que se prestan.

Los problemas estructurales y de seguridad que presentaba la instalación obligó al Consistorio a ejecutar un proyecto integral en el que se han solventado las filtraciones de agua desde la zona de los vasos hasta el sótano, la falta de impermeabilización, los problemas de estanqueidad en la piscina pequeña, así como otras deficiencias derivadas de la falta de mantenimiento como origen de la situación. Problemas con el agua que también habían afectado a algunas de las columnas de hierro que sustentan parte del graderío.

La renovada reforma de la instalación permitirá usarla en la próxima temporada, que dará paso a las piscinas de verano con el nuevo edificio de acceso, vestuarios y espacios comunes.

11 años de dificultades

La piscina climatizada de Villares de la Reina empezó a funcionar en 2009, aunque su construcción culminó en 2007. En la actualidad lleva 14 meses sin funcionar desde junio de 2019 y se espera que las obras que se están ejecutando para completar su puesta punto permitan abrirla en octubre.

En los últimos años la gestión del recinto ha contado con escollos debido sobretodo a la rentabilidad del mismo. La situación más delicada se vivió en marzo de 2016 cuando el Consistorio tuvo que asumir la gestión de las instalaciones de la piscina climatizada tras rechazar las modificaciones planteadas por la empresa adjudicataria al contrato de concesión. El Consistorio se hizo cargo de la gestión para evitar el cierre de la instalación en tanto se resolvía el contrato y se volvía a sacar a licitación y aportó 165.000 euros para hacer frente a los salarios de los empleados del recinto.

El complejo deportivo y sanitario tuvo un coste de más de dos millones seiscientos mil euros. En su financiación el Ayuntamiento de la localidad aportó 1.366.361 euros y la Junta de Castilla y León los 1.266.000 restantes.

Además, el edificio cumple con la normativa de aprovechamiento energético con una instalación de placas solares en su cubierta.

En el curso anterior 2018-2019 contó con un total de novecientos usuarios y se calcula que hasta un 25% de los mismos no son vecinos del municipio.

El amplio recinto deportivo, además de los dos vasos de baño, cuenta con: gimnasio, jacuzzi, saunas, salas de relajación acuática, despachos, sala de fisioterapia, sala de recuperación de lesiones, gerontología y, en la parte superior, espacio para talleres y actividades culturales, además de una zona de gradas.