14 diciembre 2019
  • Hola

Victorino Martín, pregonero mayor del Carnaval del Toro 2020: “Miróbriga integra el mundo del toro en todas sus vertientes”

El presidente de la Fundación Toro de Lidia abrirá oficialmente las Fiestas Grandes el día 21 de febrero

28 nov 2019 / 14:31 H.

El ganadero y veterinario Victorino Martín García, hijo del legendario criador de toros bravos del mismo nombre, recibió ayer el título de “Pregonero Mayor” del Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo del próximo año.

Una vez aceptada la designación por parte del alcalde mirobrigense, Marcos Iglesias Caridad, Victorino Martín será el encargado de abrir oficialmente las Fiestas Grandes de Miróbriga el Viernes de Carnaval, el día 21 del próximo mes de febrero, siguiendo el protocolo de realizar un pregoncillo desde la galería alta de la Casa Consistorial y, a continuación, pronunciar el Pregón Mayor del Carnaval del Toro 2020 en el escenario del Teatro Nuevo “Fernando Arrabal”.

“El Carnaval de Ciudad Rodrigo, dedicado al toro, se refuerza con la presencia de Victorino Martín, persona conocida y reconocida en el mundo del toro, lo que será muy positivo para difundir nuestra Fiesta Grande”, destacó este miércoles Marcos Iglesias.

Además de veterinario y titular de míticos hierros de reses bravas, el “Pregonero Mayor”, Victorino Martín, es el presidente de la Fundación Toro de Lidia que tiene entre sus fines fomentar, conservar, mejorar, defender, promover, divulgar el toro de lidia y la tauromaquia, como cultura y disciplina artística, en todos los ámbitos, aspecto material e inmaterial y sectores, facilitando y velando por el derecho de todos a su conocimiento, acceso y libre ejercicio en todas sus manifestaciones.

“Hay que seguir peleando por el reconocimiento y la normalización de la Fiesta”

Victorino Martín García asume en sus múltiples facetas relacionadas todas ellas con el mundo del toro como “un honor especial ser Pregonero Mayor del Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo, una ciudad que tiene una gran historia, abolengo y tradición pero también responsabilidad”.

–¿Qué supone el Carnaval mirobrigense para la Fiesta?

–El Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo es una fiesta que siempre ha estado presente entre la gente a la que nos gusta el toro, en sus dos vertientes, el toreo en plaza y el toreo en el campo, más popular, porque en su celebración supone la integración del mundo del toro en todas sus vertientes, desde los encierros, el recorte hasta los festejos, recogiendo la totalidad de lo que es la fiesta del rito sacrifical del toro, desde la más antigua que es correr los toros a caballo en el campo abierto hasta la más elevada que es el toreo en la plaza, integrándolas en un todo.

–¿En qué punto se encuentra la Fundación Toro de Lidia?

–La Fundación Toro de Lidia es una agrupación joven, nació hace solo cuatro años, tiempo en el que no hemos dejado de pelear, primero para la defensa jurídica de los ataques que sufría la Fiesta y ahora por la difusión y promoción, por la normalización en relación a la sociedad.

–¿Qué le piden a los políticos respecto a la Fiesta?

–Luchamos para que dejen de parecer que no existimos, no aparecemos en los informativos más que cuando hay una desgracia. Tienen la obligación de defenderla y difundirla, pero ya se dejaron de dar corridas de toros en la televisión que pagamos todos, tampoco aparecemos en los presupuestos generales. Luchamos por la normalización.

–¿Cómo es la delegación salmantina?

–La delegación de la Fundación Toro de Lidia de Salamanca fue una de las primeras delegaciones en crearse y es de las más destacadas y la más activa, gracias en gran parte a la buena labor que realiza su coordinadora, la cirujana taurina Beatriz Montejo. Consiguiendo que todos los aficionados se organicen y participen, ese fue el motivo de crear las delegaciones.

–Su relación con Miróbriga, ¿de dónde le viene?

–De siempre, ya mi padre en el primer lugar de Salamanca donde compró toros para la ganadería fue aquí cerca, en Retortillo, teniendo como punto de operaciones Ciudad Rodrigo, con una gran relación con ganaderos de la zona.