24 mayo 2019
  • Hola

Vecinos de Los Almendros se quejan por la nueva contaminación del agua potable

Denuncian el “pasotismo” del Consistorio al no sancionar a los propietarios que no tienen instalada la válvula antiretorno para evitar que se mezcle el agua potable con la del río

16 may 2019 / 13:15 H.

La obligación de instalar las válvulas antiretorno en las viviendas de la urbanización Los Almendros de Villamayor no ha sido la solución a la contaminación del agua potable de la red municipal con la del río.

Una situación que, un año más, se ha producido con la apertura por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) de la temporada de riego y que ha desatado la indignación de los vecinos, “cansados de sufrir este problema en pleno siglo XXI y que desde el Ayuntamiento no se nos haga ni caso”. “No podemos estar siempre con el mismo problema por estas fechas” y consideran que la solución no es poner bandos o carteles informativos: “Se está jugando con la salud de las personas, sobre todo, niños, enfermos y mayores, que son los que primero sufren las consecuencias de que el agua esté contaminada. Es algo muy importante”, explican los vecinos “hartos” de seguir igual año tras año.

La descompensación de los altos niveles del agua y la falta de cloro son los principales signos de alarma que en esta ocasión han detectado las analíticas realizadas en la muestra de agua de la vivienda de una familia tras ponerse enferma su hija. Resultados que indican que el agua potable para consumo se ha mezclado con la del río sin depurar y la única respuesta que tienen del Ayuntamiento “es que por precaución van a cortar el agua de riego, y ni eso han hecho, porque sigue dada”.

En este sentido, los afectados denuncian “la dejadez y el pasotismo” del equipo de Gobierno, ya que ahora hay un control de las parcelas con la válvula: “Lo tienen fácil para denunciar y sancionar a los propietarios que lo incumplen”. Por ello, están valorando unirse e interponer la denuncia por la vía penal.