19 abril 2019
  • Hola

Valdelamatanza no será (de momento) ‘independiente’

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León anula la decisión de la Junta de reconocerla como Entidad Local Menor

16 abr 2019 / 18:08 H.

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha estimado el recurso del Ayuntamiento de El Cerro (Salamanca) y ha anulado la decisión de la Junta de Castilla y León del 7 de septiembre de 2017 de reconocer a Valdelamatanza como Entidad Local Menor (ELM).

La decisión judicial, a la que ha tenido acceso Europa Press, impone la publicación del fallo de la sentencia, una vez sea firme, en el Boletín Oficial de Castilla y León. No obstante, cabe la posibilidad de interponer recurso de casación en un plazo de 30 días.

Según contempla el documento del TSJCyL el procedimiento para el reconocimiento como entidad local menor comenzó con 142 firmas de los 176 empadronados en el anejo y el Ayuntamiento de El Cerro rechazó tal declaración en marzo de 2012 por “no contar con ingresos suficientes para hacer frente a sus gastos y la dificultad de dividir el término municipal que ha sido único toda la vida”.

El Tribunal recoge en el documento, en el apartado de prueba y resolución, que “ningún informe de la Administración autonómica, que es la que autoriza la creación de la ELM, obra en el expediente que justifique que su constitución constituye la opción más eficiente para la administración desconcentrada ni que tiene los recursos necesarios para el cumplimiento de sus fines, lo que siempre ha sido negado históricamente y en el actual expediente por el Ayuntamiento de El Cerro”.

También apunta que “se ha llevado a cabo una delimitación artificial del término municipal de El Cerro, dividiéndolo en dos con arreglo a los criterios que ha estimado oportuno el grupo de trabajo de la Diputación Provincial de Salamanca, que no coinciden con la propuesta efectuada por los vecinos que promueven la constitución de la ELM, de lo que se desprende que no cuentan con un territorio claramente delimitado en que se encuentren los bienes y derechos peculiares y propios de esos vecinos del núcleo, distintos de los comunes al municipio, que justifiquen la constitución de la ELM”.

“Todo ello sin necesidad de entrar en los defectos que el perito de parte señala en la delimitación de la ELM, la posible invasión en una pequeña superficie de la Comunidad Autónoma de Extremadura y la descompensación existente entre la superficie y el valor del terreno asignado a la ELM y al municipio de El Cerro”, añade.

Asimismo, según el escrito, “no ha quedado acreditado que el núcleo de Valdelamatanza tenga bienes y derechos peculiares y propios distintos de los comunes. No tienen bienes comunales, son bienes patrimoniales del municipio y no consta que existan normas o costumbres que confieran a los vecinos de ese núcleo unos aprovechamientos distintos de los que le corresponde a cualquier otro vecino del municipio que se encuentre en su misma situación”.

Por otro lado, los antecedentes históricos referidos a su intento de constituirse como municipio independiente cuando era ELM en 1932, no prosperó, manifestando en su día el Ayuntamiento de El Cerro (en 1953) que la segregación afectaría negativamente a dicho municipio y a Valdelamatanza, porque carece de recursos para atender el cumplimiento de sus competencias, que es lo que viene a reiterar ahora. No consta cuándo dejó de ser ELM ni cuál era su territorio entonces”, añade antes de dar a conocer el fallo.