25 enero 2020
  • Hola

Un “Túnel del Tiempo” en la provincia de Salamanca

Permitirá al visitante viajar 480 millones de años hacia atrás en la historia

11 ene 2020 / 16:17 H.

Monsagro acogerá en el mes de mayo la apertura de una nueva actividad que incorpora al Centro de Interpretación de los Fósiles. Se trata del “Túnel del Tiempo”, una experiencia de viaje hace 480 millones de años atrás. La licitación para el proyecto salió este mes de enero y se cerrará a finales del mismo.

El alcalde de Monsagro, Francisco Ángel Mateos, informó a LA GACETA de que la ejecución de la obra estará terminada para el mes de mayo. Asegura que gracias a iniciativas punteras como esta están llegando a países como Estados Unidos y Rusia, con los que participan y colaboran dotando de prestigio al centro.

De los 60.000 euros que supondrá su puesta en marcha, la Junta de Castilla y León subvencionará el 85%, por lo que el Consistorio desembolsará unos 20.000 euros de sus arcas municipales. “Monsagro ha pasado de ser desconocido a convertirse en un modelo internacional”, declara el primer edil, aludiendo a la favorable repercusión económica que está teniendo el Centro de Interpretación de los Mares Antiguos de Monsagro.

Han pasado casi 18 años desde que el Centro de Interpretación de los Mares Antiguos de Monsagro comenzó las obras para erguirse como museo. Fue el 3 de julio del 2018 cuando finalmente el ambicioso proyecto vio la luz tras lo que el alcalde de Monsagro calificó como “años de intensos trabajos y esfuerzos en buscar la implicación y colaboración de las administraciones y entidades para conseguir hacerlo realidad”.

Convertir el sueño en un hecho palpable fue posible en su momento gracias a la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento del municipio y la Universidad de Salamanca. Ahora, con la vista puesta en el futuro, el primer edil centra toda su atención en la proyección internacional del museo, asegurando que “se trata del principal proyecto que teníamos entre manos”.

Realidad virtual combinada con un recorrido histórico

Apoyado por un diseño vanguardista que simula un descenso a las profundidades de los mares, la visita al Museo de los Mares Antiguos de Monsagro que alberga el Centro de Interpretación se inicia con un documental de la mano del arqueólogo e impulsor del mismo, Jorge Civis, acerca de las huellas fósiles de Monsagro, su pasado, estudio y conservación.

Siempre de la mano de un guía especializado, el visitante recorre por orden las diferentes salas con vitrinas que recogen huellas fósiles de distintas épocas, desde trilobites e icnitas hasta huesos, sin olvidar las cruzianas, ricas en la zona de Monsagro y famosas por su buen estado de conservación.

El museo dispone además de ejemplares cedidos por museos de otros países y ameniza la experiencia con ayuda de la realidad virtual, que permite al espectador viajar al fondo del mar de hace 450 millones de años para explorar las criaturas, manipularlas con sus propias manos y observar de primera mano las huellas que han quedado congeladas en el tiempo gracias al proceso de fosilización.

Un “Túnel del Tiempo” en la provincia de Salamanca

La nueva actividad que muy pronto incorporará el Centro de Interpretación bajo el título “Túnel del Tiempo”, evoca un nuevo viaje que se remonta a 480 millones de años atrás, aunque los detalles de su dinámica están aún por determinar. Por el momento la innovación tecnológica, la estética y la participación del centro en convenciones internacionales hacen del Museo de los Mares Antiguos de Monsagro un icono y referente que ha cobrado relevancia con el paso de los años.

El museo logra reunir a día de hoy todo un elenco de huellas fósiles de la zona, así como traídas de otros países, amenizadas por una visita guiada y una experiencia de realidad virtual que sumerge al visitante en las frías aguas de hace millones de años, la propia localidad de Monsagro no es sino un museo al aire libre por el que los turistas y senderistas pueden pasear recorriendo la denominada “Ruta de las Huellas Fósiles”, descubriendo vestigios de trilobites, icnitas y las famosas cruzianas que salpican de encanto histórico las casas del pueblo de una forma única, que destacan especialmente por su óptima conservación.

Debido a la amplia muestra de fósiles que requieren una extensa explicación y ubicación temporal para su correcta apreciación y a que los sistemas de realidad virtual solo permiten dos usuarios a la vez es recomendable disponer de unas dos horas de tiempo para su visita.