Borrar

Un regreso de la matanza con más ganas en Ledrada

Ocho personas han atinado con el peso del cerdo, de 200 kilos, en una mañana de tradición

TEL

Domingo, 26 de febrero 2023

Compartir

La matanza de Ledrada ha vuelto con fuerza después de dos años, 2021 y 2022, sin poder celebrarse por la pandemia del coronavirus. Y ha regresado como manda la tradición a la plaza Mayor como escenario para la preparación de las viandas y destino del cerdo que ha sido después sacrificado.

El ritual matancero con el sacrificio, chamuscado y despiezado ha servido de guión para celebrar una jornada complementada por el nombramiento de los matanceros de honor, Alfonso Sánchez y su esposa Carmen Sánchez. Ambos han recibido el atuendo de matanza con la camisa y la gorra de manos del alcalde, Carlos Parra, y el maestro de ceremonias Juan Antonio. Han mostrado su orgullo por haber recibido ese reconocimiento después de más de 30 años de trabajo en el sector cárnico con sede en Sevilla y Guijuelo y treinta años más como comerciantes.

Nada menos que 140 personas se han apuntado para atinar con el peso del marrano, que se preveía alto por el volumen del ejemplar. Pesado a pulso por los matarifes y ayudantes, el cerdo sumaba 245 kilos, aunque se les ha restado 45 de la jaula de hierro para aproximarse a los kilos reales del cerdo. Quedó fijado en 200 kilos, cifra que han acertado un total de ocho personas, entre ellas varias mujeres de Béjar, que recibieron como regalo una pieza de embutido.

Después ha llegado el momento del reparto de jamón cortado a mano en la Plaza Mayor mientras las cocineras preparaban la sangre encebollada y los 150 kilos de chichas que, después del despiece y exposición de las distintas partes del cerdo, fueron repartidas entre todos los asistentes. Ha sido para poner el mejor sabor a una mañana de tradición en la que Ledrada ha retomado con orgullo su matanza, que alcanzó la 13 edición.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios