22 julio 2019
  • Hola

Un millar de senderistas inaugura el ciclo de rutas en la comarca de Las Arribes

El municipio celebra la XXIV edición de una marcha con gran poder de convocatoria en la que el buen tiempo acompañó a los caminantes a lo largo de 14 kilómetros en el entorno del río

11 mar 2019 / 19:00 H.

El municipio arribeño de Vilvestre celebró este domingo la XXIV edición de la Marcha Arribes del Duero, una cita que inaugura cada año el calendario de rutas senderistas en la comarca y que contó con un gran poder de convocatoria gracias, en buena medida, a que el tiempo acompañó en todo momento.

A primera hora de la mañana al menos un millar de personas se dieron cita en el Rollo de Justicia de la localidad para comenzar el recorrido divididos en seis grupos que iniciaron el trayecto por etapas dejando, poco a poco, atrás el pueblo.

Los senderistas comenzaron su andadura hacia el “El Caño del Sierro” para seguir el paseo hacia la encina centenaria y bajar luego hasta el arroyo de La Nava donde pudieron contemplar “El Molino de la Luisa” que antiguamente sólo funcionaba en las temporadas en las que el regato llevaba agua.

A través del sendero de “El Jigarral” los exhaustos caminantes llegaron hasta el “Monte Gundín” donde hicieron una parada técnica para descansar y hacer acopio del acostumbrado avituallamiento con más de la mitad del camino por delante para completar.

Los participantes reanudaron el trayecto en dirección al mirador natural de “La Corona” para descender luego por “El Huerto Parra” hasta llegar a una antigua torre de vigilancia fronteriza conocida como “Las Torres”.

La multitudinaria comida se celebró junto al río fronterizo, en el muelle fluvial de “La Barca”

Lo senderistas se encaminaron hacia la meta ubicada en el embarcadero de “La Barca” —con impresionantes vistas del río Duero— donde les esperaba una suculenta comida como recompensa por haber completado con éxito los 14 kilómetros de una marcha de dificultad media.

La XXIV Marcha Arribes del Duero marcó este domingo la salida para las múltiples rutas senderistas que a partir de ahora y como entretenimiento durante los meses de primavera, serán el plato fuerte de la comarca arribeña.

Antes de despedirse del municipio de Vilvestre, los participantes pudieron disfrutar de un fin de fiestas musical en el frontón de pelota gracias a la actuación de un grupo de folclore charro que puso la nota más tradicional a la jornada.

PALABRAS CLAVE