Borrar

TEL

Peromingo

Sábado, 2 de marzo 2024, 13:57

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Peromingo vive este sábado su matanza tradicional en una jornada especialmente desapacible por el mal tiempo. La lluvia y el viento han intentado deslucir la celebración de esa fiesta pero no lo han conseguido ya que el público se ha dado cita en la localidad para revivir la tradición y mantenerla viva.

El protagonista de la jornada ha sido Jesús Gómez, que ha sido nombrado matancero de honor por parte del alcalde, David García, antes del inicio del despiezado del cerdo. Su amplia trayectoria en el sector cárnico, con 40 años de trabajo a sus espaldas, le ha servido para recibir ese reconocimiento por parte de su localidad natal. Allí, ha agradecido ese homenaje y ha pedido al Ayuntamiento y a sus convecinos que «no se pierda esta tradición» porque «son nuestras raíces». Por ello, ha animado a la localidad a seguir celebrando esa cita «todos los años» porque «es lo que hemos vivido de pequeños».

Una vez celebrado el homenaje, ha dado comienzo las tareas propias de chamuscado y despiezado de cerdo en el que el matancero de honor ha dejado patente su experiencia con el cuchillo. Mientras se desarrollaban, las mujeres han repartido café de puchero entre los presentes para que pudieran entrar en calor. Otra de las labores realizadas ha sido el pesaje del cerdo que se ha realizado a la antigua usanza y ha dado como resultado más de 12 arrobas, es decir, más 150 kilos sin las tripas, que habían sido extraídas de forma previa.

Después de esas tareas, los organizadores, con el alcalde a la cabeza, David García, han repartido carne entre los presentes para, al menos, poner el mejor sabor a una mañana con mal tiempo. La jornada ha recibido la visita del diputado y alcalde de San Esteban de la Sierra, Antonio Labrador, junto con el alcalde de Horcajo de Montemayor, Domingo Sánchez.

Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo
Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

Una tradición que pervive contra viento y lluvia en Peromingo