Borrar
La plaza estrena la condecoración de BIC en los toriles. D.SÁNCHEZ
Los tablaos estrenan su insignia de BIC

Los tablaos estrenan su insignia de BIC

Ciudad Rodrigo conmemoró este título con un pregón en el corazón de la plaza

D. Sánchez

Ciudad Rodrigo

Miércoles, 7 de febrero 2024, 22:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El alcalde Marcos Iglesias, acompañado de integrantes de la corporación municipal y constructores de los tablaos, desvelaron la insignia que conmemora esta declaración, con numerosos vecinos mirobrigenses como testigos.

Ciudad Rodrigo se unió en un acto para ensalzar la efímera plaza de toros que este jueves recibirá el bautismo de Bien de Interés Cultural Inmaterial al estrenar este título dentro del Carnaval del Toro. La delegada de Cultura del Carnaval, Paola Martín, hizo aún más grandilocuente el coso taurino conformado por tablaos al dirigirse al público allí presente.

«Si como bien canta la Murga, al sonar el Reloj Suelto nuestra sangre empieza a hervir, creo que podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que hay otro sonido que del mismo modo nos acelera a todos los farinatos la sangre, el martilleo de los constructores de los tablaos la semana antes del Carnaval del Toro», un sonido que los foráneos no entienden, pero que sin duda para los mirobrigenses es la auténtica campana que anuncia el Carnaval, con todo lo que ello conlleva.

Aunque la declaración de BIC presume de ser muy nueva para la plaza, —desde julio del año pasado— la historia de esta plaza se remonta a tiempo remotos. Hay que remontarse al año 1418 cuando se publicaron las rentas de propios del concejo de Ciudad Rodrigo correspondientes al año 1417 y en las que se hacía constar: «El piélago de la puente arrendólo Bertol Sánchez por seys años, e que faga las talanqueras quando orvieren de correr toros e ponga el tabrado por el día de Sanct Iohán o por las alegrías del rey», citó.

La sabiduría transmitida de generación en generación, así como entre adjudicatarios, han garantizado la firme supervivencia de esta magnánima obra de carpintería totalmente artesanal, «todo bien aferrado con las conocidas puntas veinte-ciento y alguna otra brida, que deviene en un magnífico cuadrilongo, conformado por 47 tablaos y cinco puertas, tablaos que son previamente adjudicados en tradicional y cuasifestiva subasta», tal y como recordó la concejal municipal.

Durante más de cinco siglos Ciudad Rodrigo se ha especializado en un arte que guarda celosamente y que siempre arranca ovaciones de admiración y transeúntes contemplativos, por muchos años que pasen. «Este es un momento en que todos tenemos que estar muy orgullosos de la construcción del coso en nuestro ágora», decía Marcos Iglesias, que además mostró su satisfacción porque el relevo generacional de esta tradición «está asegurado».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios