31 mayo 2020
  • Hola

Solidaridad que rompe fronteras: así han recaudado los bomberos de Béjar más de 2.000 euros para material de protección

Béjar /
20 may 2020 / 17:14 H.

Durante el mes y medio que ha durado el confinamiento, Béjar ha vuelto a dejar claro que es una ciudad solidaria que se une cuando surge necesidad como, por ejemplo, con la crisis del coronavirus.

Los bomberos de la ciudad pusieron en marcha varias iniciativas para ayudar a los bejaranos durante el confinamiento como son las felicitaciones de cumpleaños a domicilio y, también, la venta de camisetas solidarias. El objetivo de esta última iniciativa no era otro que apoyar la labor desinteresada de Béjar Atelier, uno de los talleres textiles profesionales que siguió con la donación de mascarillas solidarias una vez concluido el proyecto llevado a cabo entre la Fundación del Air Institute y la Cámara de Comercio.

La buena acogida de la iniciativa ha desbordado a los propios bomberos ya que, gracias a la venta de las camisetas solidarias, han logrado reunir la cantidad de 2.057,50 euros y, a mayores, 135 euros más en donaciones privadas. Municipios de la comarca de Béjar como Cantagallo, Sorihuela, Sanchotello, Navalmoral de Béjar, Candelario, San Esteban de la Sierra, Santibáñez de la Sierra, Valdefuentes de Sangusín, El Puente del Congosto, El Tejado, Pinedas, La Calzada de Béjar o Puerto de Béjar se han volcado en la iniciativa junto con otros lugares como Salamanca, Madrid, Cáceres, Ávila, Zaragoza, Palma de Mallorca, Jaén y Avilés. Pero, quizás, lo que más llama la atención es que las camisetas solidarias con sello de Béjar han viajado hasta lugares como Alemania, Inglaterra y California, en Estados Unidos.

Gracias a la solidaridad de estos municipios y ciudades, los bomberos de Béjar han logrado recaudar más de 2.020 euros que ya han sido entregados a las empresarias textiles que dirigen el taller, Araceli Mora y Nena Gutiérrez para gastos y material.

En palabras de Araceli Mora, su intención desde el principio era “utilizar nuestro saber hacer para ayudar a todos aquellos que no pudieran beneficiarse de lo que ofrecíamos: nuestras mascarillas” en una iniciativa que “en otras circunstancia, no se nos hubiera ocurrido confeccionar”.

Ese espíritu solidario seguirá adelante ya que ambas mujeres siguen fabricando material de protección como mascarillas y batas para superar la pandemia. “Esta situación nos ha hecho sentir, aún más cerca, el apoyo de nuestra gente “, concluye Araceli.