25 enero 2020
  • Hola

Sí pero no: Peñaranda sigue sin venta presencial de billetes de tren pese al anuncio de la recuperación del servicio

Ningún operario atendió el servicio este miércoles y la taquilla permaneció cerrada

16 ene 2020 / 12:05 H.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana anunció que a partir de este miércoles se seguirían vendiendo presencialmente billetes de tren en las estaciones en las que se había dejado de prestar este servicio el pasado 31 de diciembre, algo que no sucedió en Peñaranda, donde ningún operario atendió el servicio y la taquilla permaneció cerrada.

Fuentes del citado ministerio afirmaron que “dicho servicio se recupera de forma provisional con personal de Adif en algunas de estas 142 estaciones mientras se buscan soluciones definitivas con acuerdos de colaboración con Diputaciones y ayuntamientos interesadas en mantener la venta presencial”. En todo caso, dichas fuentes aseguraron que el servicio de venta de billetes siempre estará garantizado en todas las estaciones con distintas posibilidades como la venta automática, las oficinas de Correos o los interventores en el propio tren. En Peñaranda, dos semanas más tarde de la entrada en vigor de las nuevas medidas ni siquiera se ha instalado la máquina expendedora de billetes en la sala de espera.

Desde Renfe explicaron, además, que están a la espera de ver cómo quedará el asunto estación por estación de las 140 que se han visto afectadas en toda España, entre ellas una quincena en la comunidad de Castilla y León.

Por parte del ministerio se ha aclarado, también, que el servicio de venta presencial de billetes en taquilla se recupera de forma provisional hasta el próximo 31 de marzo. “Más allá de que el personal de Adif siga vendiendo los billetes en algunas de estas estaciones, en otras el servicio empezará a ser prestado por personal de Renfe, mientras la operadora lleva a cabo el concurso para adjudicar esta actividad a otra empresa”, señalan.

Renfe avanzó a comienzos de año que su intención es facilitar la venta en taquilla sólo en aquellas estaciones por las que pasen al menos unos cien viajeros al día y en Peñaranda la cifra ronda unos 70.

Sin calefacción en la sala de espera y con los aseos cerrados

Los cinco usuarios que aguardaban ayer en la estación de Peñaranda la llegada del tren de media distancia procedente de Madrid con destino Salamanca lo hacían en una sala de espera absolutamente heladora, donde ni tan siquiera se había encendido la calefacción. Los aseos también estaban cerrados indicando a los viajeros que llamasen a un timbre y esperaran para que les facilitaran la llave, algo difícil teniendo en cuenta que en esos momentos no había ningún operario en la estación. Sacar el billete por internet o en correos, a falta de venta presencial y máquina expendedora, conlleva incluso gastos de gestión añadidos por lo que la mayor parte de las personas que cogen el tren en Peñaranda optan por cogerlo en el propio convoy. “Si tienes suerte y el revisor no llega a tu asiento, incluso viajas gratis”, comentaban algunos de ellos.