12 junio 2021
  • Hola

Rutas inclusivas por la naturaleza en Salamanca para practicar senderismo sin limitaciones

Una veintena de personas con ceguera parcial o total participaron en una actividad programada por la Diputación

16 may 2021 / 14:53 H.

Los apenas nueve kilómetros que separan las localidades de Puerto de Béjar y Béjar fueron el escenario elegido para realizar una actividad inclusiva promovida por la Diputación de Salamanca.

Los participantes fueron una veintena de personas pertenecientes a la Fundación ONCE, que recorrieron a pie el Camino Natural para conocer la riqueza ambiental del sureste de la provincia de Salamanca en plena explosión de la vegetación en primavera. La ruta se adaptó a los participantes, con ceguera parcial y total, que aprovecharon la sencillez del trazado de ese camino para disfrutar de un recorrido adaptado a todos.

No acudieron solos ya que contaron con la ayuda de los guías de la asociación B612 encargada de desarrollar las actividades de naturaleza propuestas por la Diputación de Salamanca. Uno de ellos, Alberto Sánchez, destacó la importancia de este tipo de rutas inclusivas porque “les vamos contando las cosas que se ven y por dónde vamos pasando” pero con “normalidad” para que “ellos se sientan seguros”. De hecho, los guías son los ojos para describir el paisaje y la vegetación característica de la zona en un trazado sencillo del que Alberto Sánchez destacó que la Vía Verde tiene también “importantes cambios de luz que, para ellos, es ideal”.

El punto de partida fue la antigua estación del tren en Puerto de Béjar para llegar a la de Béjar y disfrutar de una merecida comida de convivencia. Una de las participantes, Antia Remigio, explicó que “significa mucho que la Diputación de Salamanca dé la oportunidad de realizar rutas accesibles” porque “para nosotros es muy importante estar en contacto con la naturaleza”. También mencionó la existencia de aplicaciones específicas para guiar a las personas invidentes en la realización de rutas de senderismo sin necesidad de ir acompañados porque “es una manera de ganar autonomía sin necesidad de depender de ninguna otra persona”, concluyó.

Natural de Ávila aunque residente en Salamanca, Teresa Sanz participó en una ruta que le permite “pasar un día al aire libre con gente y ejercitar las piernas” a pesar de ser invidente de nacimiento, situación que no le impide disfrutar de la naturaleza a través de marchas inclusivas.

La duración de la ruta se prolongó durante más de cuatro horas ya que las personas invidentes caminan más despacio y precisan de más tiempo para recorrer la distancia de casi nueve kilómetros. Durante el recorrido, los guías participantes fueron contando los detalles del paisaje entre Puerto de Béjar y Béjar mediante hojas de los árboles que los participantes tocaron para apreciar las diferencias las de roble de las de castaño, árboles que pueblan el entorno natural de la comarca de Béjar, entre otros. Además, como medida de seguridad, advertían de la existencia de bolardos en los cruces del Camino Natural con fincas privadas y de la cercanía de ciclistas para evitar atropellos.

Y así, poco a poco, con la visión de la Vía Verde a través de los ojos de los guías, los participantes en la ruta llegaron a Béjar para disfrutar de una comida en la antigua estación del tren.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png