18 enero 2022
  • Hola

Retorno a este pueblo de Salamanca un siglo después

El artista Florencio Maíllo cumple el deseo de los nietos de dos matrimonios de emigrados sumando sus retratos a los más de 800 que se pueden ver en Mogarraz

14 ene 2022 / 22:26 H.
Ver Comentarios

Al igual que para muchos de los emigrados a lo largo del siglo XX desde los diferentes puntos de la Sierra de Francia tanto a Europa como a Hispano América, para dos matrimonios de Mogarraz la vuelta al pueblo fue imposible en vida, cumpliéndose ahora su deseo gracias a la labor del artista Florencio Maíllo y cuatro nuevos retratos que se suman a los más de 800 que ya pueden verse en las calles de la villa serrana.

Esta es la historia de cuatro jóvenes que marcharon de la Sierra de Francia obligados por los penurias y en busca de una vida mejor y que solo han podido volver a su pueblo en forma de retrato por deseo de sus nietos.

“Es algo muy hermoso poder formar parte de una historia inacabada, poder cumplir el deseo de aquellos que tuvieron que dejar su tierra pero que nunca la olvidaron y que ahora sigue viva en la mente y en los sueños de sus nietos”, afirmaba Florencio Maíllo.

La primera de las historias conecta la plaza del Solano con Argentina. En 1920 dos enamorados, ella de La Alberca y nacida en 1903, Cecilia Martín Gómez, y él de Mogarraz, Miguel Jesús Inestal Criado, nacido en 1902, decidieron emigrar a Argentina “seguramente tras conocerse en las fiestas y conocedores de la dificultad que se ponía por aquél entonces a las bodas entre gentes de pueblos diferentes”, señaló Florencio Maíllo. En Argentina, en la provincia de Córdoba, consiguen casarse y formar una familia.

“A pesar de que les va bien la vida, abren un comercio y tienen familia, no consiguen nunca regresar al pueblo, a Mogarraz, hasta ahora gracias al deseo de su nieta”, aseguró Florencio Maíllo, al tiempo que colocaba sus dos retratos junto a los hermanos de él, los “Inestales”.

La otra historia arranca algo más tarde, en 1959, en la segunda gran emigración, y en este caso tiene como protagonistas a Consuelo Martín Maíllo y Pedro Maíllo Sánchez, a los que el destino y la búsqueda de un mejor porvenir los llevó hasta Avilés, Asturias, aunque al ser muy humildes tampoco pudieron regresar a Mogarraz. Ahora, una de sus hijas ha cumplido este sueño del regreso a la tierra en forma de retrato pictórico colocado en la fachada de la que fuera la casa familiar.

“Cumplimos con esa petición de identidad, de retorno al pueblo y que sean reconocidos”, dijo Florencio Maíllo.

Hacia el décimo aniversario

El proyecto “Retrata2” de Mogarraz cumple el próximo mes de mayo su décimo aniversario, “una celebración en la que ya estamos trabajando y que traerá algunas sorpresas”, anunció ayer el artista mogarreño Florencio Maíllo. En este sentido, el pintor señaló que “al igual que siempre ha sido un proyecto vivo, seguimos trabajando en nuevos retratos, para incorporar próximamente entre seis y siete pinturas nuevas a las calles de Mogarraz”. Unos retratos que ahora ya forman parte de los encargos que realizan al artista los familiares de los protagonistas con el objetivo de que se incorporen a este singular archivo visual de los que fueron pobladores de la villa serrana en a lo largo del último siglo.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png