06 agosto 2020
  • Hola

Los primeros bañistas 'estrenan' la piscina de Peñaranda

Controles de temperatura a los usuarios y de aforo en el recinto, vasos separados en varias zonas y desinfección de aseos y vestuarios tres veces al día son algunas de las nuevas normas de prevención

02 jul 2020 / 19:59 H.

La temporada de las piscinas municipales al aire libre comenzó este miércoles en Peñaranda con una tímida afluencia de bañistas aunque se espera que de cara al fin de semana suba notablemente el número de usuarios teniendo, además, en cuenta que la mayor parte de las piscinas de la comarca han optado por no abrir este verano.

Los primeros usuarios que “estrenaron” el recinto recibieron información por parte del personal de las nuevas normas de prevención frente al COVID-19 que habrá que cumplir durante toda la temporada. Control de temperatura a cada persona que quiera acceder a las piscinas y de los aforos, tanto en los vasos como en las distintas zonas incluida la cafetería, son algunas de las novedades.

“Es un año difícil de prever en cuanto a la afluencia porque no sabemos cómo nos afectará que otros pueblos no vayan a abrir sus piscinas y que haya gente que ha comprado piscinas portátiles. En principio creemos que no habrá problemas de aforo salvo en algún momento muy puntual pero todo esto va encaminado a que la instalación funcione y sobre todo, sea segura”, explicó Roberto Pérez, responsable de la empresa gestora.

El refuerzo de personal facilita, además, el control tanto de la zona de agua como de las áreas de césped. Cabe recordar, además, que el aforo de las piscinas al 75 % estaba en 785 personas y se quedará en 650 con posibilidad de irlo aumentando y flexibilizar medidas en función de la evolución de la epidemia en las próximas semanas.

Los pasillos para acceder a la cafetería también se han delimitado y este año no se van a colocar las mesas y bancos tipo merendero para evitar problemas. La cartelería que se ha colocado indica a los usuarios el número máximo de personas que pueden estar en cada espacio y la división de los vasos en partes facilita, también, al personal el control del aforo en ellos. Se favorece de este modo el tránsito canalizando el flujo para que no haya muchos cruces y se evite las aglomeraciones de gente en determinados puntos.

PALABRAS CLAVE