14 agosto 2020
  • Hola

Preocupación en Béjar por la llegada de más estorninos con sus crías

Se esperan de cara al mes de julio en la segunda anidación | Han vuelto a llenar los tejados cercanos al parque | El Ayuntamiento recurrirá a la cetrería y a la iluminación del recinto

Béjar /
18 jun 2020 / 16:48 H.

La ciudad de Béjar espera con preocupación la llegada de más estorninos con sus crías al parque municipal de La Corredera y edificios cercanos después de la segunda anidación.

A lo largo de último año, esa especie de pájaros ha tenido dos épocas de cría, una en el invierno y otra en primavera. Se trata de los estorninos que pernoctaron en el parque municipal de Béjar durante los meses de frío, recinto que abandonaron para anidar y regresaron con las primeras crías. Estos, a su vez, están, en la actualidad, criando de nuevo y se espera que llegue una tercera bandada de estorninos de cara al próximo mes de julio, según las previsiones con las que trabaja el Ayuntamiento de Béjar a través de la concejalía de Medio Ambiente. Algunos de los ejemplares no anidaron fueran y copan ya los tejados cercanos al parque municipal.

Y en función de esas perspectivas, prepara una serie de actuaciones que ya contempló antes de la pandemia pero que quedaron suspendidas por el estado de alarma y las restricciones sanitarias. Entre esas medidas, destaca la utilización de aves vinculadas a la cetrería y, también, la puesta en marcha de un plan de iluminación del parque municipal por las noches para confundir y ahuyentar a los estorninos. Ambas actuaciones fueron ya organizadas con una empresa especializada pero quedaron aplazadas y, por tanto, serán aplicadas de cara al próximo mes de julio, según ha confirmado el concejal de Medio Ambiente, José Ángel Castellano.

Todas las intervenciones previstas buscan espantar los pájaros del parque municipal de La Corredera y su entorno por los daños que provocan en el mobiliario, los fuertes olores y la presencia de excrementos así como tener ese recinto verde en las mejores condiciones de cara al buen tiempo, a la desescalada con autorización para la reapertura de la zona de juegos infantiles y a la llegada de bejaranos ausentes y turistas para disfrutar del verano en la ciudad.

En cuanto a los árboles del parque municipal, el Ayuntamiento también tenía previsto realizar una poda para reducir las ramas en una parte del recinto después de la intervención realizada el año pasado. Sin embargo, también por las restricciones sanitarias, quedó pendiente la otra mitad del parque por la crisis sanitaria y, por tanto, será realizada de cara al próximo año.

PALABRAS CLAVE