30 septiembre 2020
  • Hola

El pueblo salmantino en el que no se pagará ni la basura ni el agua en todo el 2020

Peromingo suprime estas tasas por la crisis del COVID. Tan solo aquellos vecinos que pasen 60 metros cúbicos tendrán que pagar como medida contra el derroche

23 may 2020 / 09:41 H.

El Ayuntamiento de Peromingo ha puesto en marcha un Plan de ayudas por la crisis del coronavirus que pretende beneficiar a todos los vecinos censados en la localidad y que pasa por no cobrar el recibo de la basura de todo el año 2020 y no cobrar el consumo mínimo del agua.

El alcalde, David García Iglesias, ha hecho público un bando en el que pone de manifiesto que “ante la dura situación que nos toca vivir por los efectos del COVID-19, que está azotando al mundo entero y de una forma especial a nuestro país, este Ayuntamiento quiere mostrar su agradecimiento a las personas empadronadas que luchan y trabajan para mantener vivo este pueblo en una España en la que el mundo rural se vacía”.

De ahí que se han aprobado dichas medidas, que se aplicarán a las familias que estén empadronadas en Peromingo. En el caso del agua, la ayuda se aplicará al consumo mínimo de 60 metros cúbicos y sólo se cobrará el exceso de consumo en caso de que lo hubiera.

El alcalde señala a LA GACETA que “cogeremos el padrón de basuras y el del agua y a la hora de pasarlos para iniciar el cobro, el secretario se encargará de supervisar a quienes se les tendrá que cobrar y a quienes no. De todas formas, ya hemos avisado que si alguna persona, por algún caso, se lo pasan que avisen en el Ayuntamiento, que están en su derecho de reclamarlo”.

La medida se complementa en la localidad con los cobros del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el impuesto de vehículos, que, como recuerda el escrito del Ayuntamiento, se aplazarán por parte de Regtsa.

El plan de ayudas se complementa asimismo con una serie de recomendaciones y propuestas por parte del Ayuntamiento para afrontar las diferentes fases de desescalada. De cara a la previsible llegada en verano de personas procedentes de otras comunidades autónomas, se pide que “cuando salgan de su lugar de origen deben asegurarse de no tener síntomas de la enfermedad y, en el caso de tener una prueba PCR, deberán presentarla en el Ayuntamiento a su llegada. Ya en el pueblo, deberán mantener cuarentena en sus viviendas, saliendo únicamente al paseo reglamentario, evitando los lugares públicos y las aglomeraciones”. La cuarentena tendrá una duración de 12 a 14 días.

PALABRAS CLAVE