31 mayo 2020
  • Hola

Pablos denuncia la protesta de Béjar por oírse gritos de ‘Sánchez paredón’

Dice que lo trasladará a la Justicia porque cree que se trata de un delito de odio | Niega que sea libertad de expresión ‘ni un intento de acallar las caceroladas en la ciudad’

Béjar /
20 may 2020 / 13:41 H.

El secretario general del PSOE en Salamanca, Fernando Pablos, anunció en sus redes sociales la presentación de una denuncia por oírse gritos de “Sánchez paredón” en la primera cacerolada celebrada en Béjar el domingo en la que se encontraban ediles del PP en la ciudad.

Pablos dio a conocer un vídeo en el que se oyeron proclamas de “Sánchez dimisión” y, también, “Sánchez al paredón”, que provocaron el malestar en las filas socialistas. En declaraciones a LA GACETA, Fernando Pablos explicó este martes que esas proclamas “no son admisibles” en un momento en el que “si algunos no quieren aportar trabajo a la unidad, lo que tienen que hacer es respetar a los demás”. Preguntado si se trata o no de un ejercicio de libertad de expresión, Pablos negó ser así porque “es una expresión que genera odio”. Pablos presentará la denuncia sin saber quién es el autor o autores de los gritos : “No voy a acusar a nadie porque no tengo pruebas, pero las personas que estuvieron allí, sí saben quién fue”. Tampoco avanzó plazos sobre la presentación de la denuncia porque los abogados del partido están repasando las imágenes para presentarla y negó que se trata de un intento por acallar las caceroladas en Béjar ya que “es una frase muy grave”.

Malestar en el PP. La publicación del vídeo en las redes sociales provocó este martes el malestar de las concejalas del PP presentes en la cacerolada, ya que en el texto publicado por Pablos, deja entrever que la denuncia iba dirigida a ellas. Tanto Castañar Rodilla como Olga García y Purificación Pozo justificaron su presencia en el acto “sin representar a nadie más que a nosotras mismas” y aclararon que “no tienen que venir dos hombres, dirigentes socialistas, a indicarnos qué debemos hacer en nuestra vida privada”. También recordaron ejemplos de insultos vertidos en Béjar contra ediles del PP y, finalmente, afirmaron que “el miedo se ha terminado” porque “no nos van a callar”, ya que “seguiremos acudiendo hasta que nosotras, y solo nosotras, lo consideremos oportuno”.