Borrar
Imagen de ayer de El Castañar de Béjar, que cuenta con cuatro establecimientos en temporada de verano TEL
La odisea de encontrar camareros para verano en la Salamanca rural

La odisea de encontrar camareros para verano en la Salamanca rural

Los bares de temporada o piscinas tienen dificultades para encontrar gente formada | Anuncios en emisoras de radio o redes sociales, la opción para encontrar gente de forma rápida | Además, a muchos de los que encuentran «hay que enseñarles desde cero», dicen los hosteleros

TEL

Béjar

Martes, 30 de mayo 2023, 20:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«He tenido que poner hasta un anuncio en la radio para la piscina de verano. Directamente no ha llamado nadie, no sé qué puede pasar. El año pasado tuvimos tres personas interesadas pero este año nadie y me extraña», señala la alcaldesa de Sanchotello, Magdalena Sánchez, a la hora de hablar de las dificultades para encontrar gestores que lleven la piscina y el chiringuito de verano.

Un problema muy común a los chiringuitos de verano por toda la provincia, pero que sufre también la hostelería convencional, que no encuentra camareros para trabajar y, si lo hace, son personas que no se han dedicado profesionalmente a la hostelería y tienen menos formación de la que sería precisa.

Por eso, como Plan B, ayuntamientos como el de Sanchotello piensan ya en la posibilidad de destinar trabajadores del Plan de Apoyo Municipal a la gestión de la piscina. «Nos hemos planteado incluso el llevar el bar», señala, poniendo de manifiesto una idea más extendida de lo habitual por la falta de bares o de personas que los lleven. Sanchotello lo ha hecho a través de un anuncio en la radio, pero cada vez es más habitual ver en las redes sociales cómo establecimientos de verano buscan gente. Es el caso del establecimiento ubicado en Los Puentes del Alagón de Santibáñez de la Sierra, en cuyo Facebook explicaban el pasado miércoles: «seguimos necesitando personal para este verano».

«La cosa está muy complicada. Nosotros estamos en Béjar, una localidad donde gente de fuera no quiere venir a trabajar y la gente que está aquí, la hostelería no es una profesión que a la gente joven le haya tocado. No es una profesión en la que se encuentre gente formada con lo que cualquier persona que entra hay que enseñarle de cero», indica el hostelero bejarano David Mateos.

Asfixiados por nuevas normas que no ayudan al sector

«Coger un chiringuito para un par de meses con lo que hay que pagar y con toda la normativa que hay no te compensa», indica Enrique Muñoz, hostelero bejarano que trabaja en un negocio familiar. Y es que cada vez son mayores las normas legales que suponen verdaderas zancadillas para la puesta en marcha de un negocio en el medio rural.

Desde la última reforma laboral que suprimió numerosos tipos de contrato, cada camarero que entra nuevo, aunque sea sin formación alguna, tiene el mismo contrato que un profesional que lleve décadas en el sector. No hay contratos en prácticas o de formación y el hostelero ha de formar al empleado con un sueldo similar al que lleva toda la vida. A ello hay que sumar otros costes ajenos al salario, como la prevención de riesgos laborales, los TC2 y nuevas legislaciones que asustan a cualquiera. «Te pones a sumar todo y no acabas», señala el hostelero.

La última incorporación a esta lista es la Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario, una norma por la que se obliga al hostelero a realizar un plan que indique cómo gestiona cada establecimiento los excedentes de comida. Para ello, abundan los hosteleros, es necesario la contratación de un técnico que redacte dicho plan, lo que supone un incremento del gasto. La ley impone también otras obligaciones, como la de que los establecimientos de hostelería tendrán que poner a disposición del cliente la comida no consumida para llevársela, si así lo solicita. Y todo ello, en recipientes ofrecidos por el negocio de hostelería sin un incremento de precio.

La ley fue aprobada el pasado 11 de mayo por el Congreso de los Diputados.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios