15 octubre 2019
  • Hola

Ocho templos de Salamanca, ejes de la nueva ruta de las Pinturas Murales de la Edad Moderna

El proyecto tiene entre sus fines la dinamización turística de las zonas donde se encuentran, además de conservar estas singulares obras

11 jul 2019 / 20:11 H.

En el siglo XVI los murales ayudaban a los fieles que no sabían leer ni escribir a comprender pasajes de las escrituras y textos sagrados. Años después, la mayoría quedaron ocultos con la colocación de los retablos mayores en las iglesias. Ahora, esos tesoros pictóricos de más de cuatrocientos años vuelven a ser una referencia para buscar la dinamización turística de las comarcas en las que se localizan.

Bajo el nombre de Ruta de las pinturas murales de la Edad Moderna”, la Dirección General de Patrimonio de la Junta ha agrupado a ocho templos de la provincia de Salamanca: la iglesia de Nuestra Señora del Castillo (Carrascal de Velambélez); Nuestra Señora de la Inmaculada (La Vídola); San Ildefonso (Picones); San Pelayo (San Pelayo de la Guareña); San Ildefonso (Valsalabroso); San Cipriano (Villarmuerto); la ermita de Nuestra Señora de los Reyes (Villaseco de los Reyes) y la ermita del Santo Cristo del Humilladero (Aldeadávila de la Ribera).

Esta ruta, que forma parte del proyecto transfronterizo “Patrimonio cultural en común”, desarrollado en el marco del Programa INTERREG V-A de Cooperación Transfronteriza España-Portugal 2014-2020, cuenta con otras ocho iglesias seleccionadas bajo los mismos criterios en Zamora. El objetivo final es avanzar en el estudio y conservación de estas singulares representaciones pictóricas murales.

Las iglesias escogidas para formar parte de esta nueva ruta están ubicadas en el noroeste de la provincia y tal como reseñan los expertos de la Junta: “Suponen un foco propio de decoración pictórica realizado en iglesias rurales en torno al siglo XVI por cuadrillas de artesanos itinerantes que atendían las demandas de la zona, pues también intervienen al otro lado de la frontera portuguesa”. Estos artesanos dieron lugar a una producción popular y asequible que responde a un concepto más decorativo que artístico, simplificando la técnica para hacerla rápida y rentable. A pesar de la modestia de recursos y planteamientos, estos artífices incorporaron las novedades del Renacimiento en su temática iconográfica y difundieron la nueva estética en estos entornos rurales.

En concreto está previsto colocar señalización en el exterior de estos edificios seleccionados, donde se informará a los visitantes sobre la existencia de los conjuntos pictóricos. Contendrá además un enlace al recurso interactivo que se alojará en la página web de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León.

La Administración Regional también editará folletos individuales sobre cada uno de los templos, además de generales sobre la ruta de las pinturas murales transfronterizas.

En ocho de los templos, cuatro por provincia, se va a implementar un sistema interactivo de videoguía adaptada a cuatro discapacidades (visual, auditiva, intelectual y física).

En Carrascal de Velambélez se colocará además un panel táctil de un metro treinta por sesenta centímetros, reproduciendo una de las escenas, que en este caso tendrá relieve propio al estar realizada mediante esgrafiado. En Salamanca los otros tres templos que tendrán este sistema adaptado serán los de La Vídola, Villaseco de los Reyes y Aldeadávila de la Ribera.

PALABRAS CLAVE