26 mayo 2020
  • Hola

Manteles y sábanas para hacer mascarillas en esta localidad salmantina

Vecinos de Villamayor, impulsados por los de Vega de Salamanca elaboran 300 para las residencias, Aspace y empleados públicos

29 mar 2020 / 22:22 H.

Todos a una. Así se han unido los vecinos de Villamayor a iniciativa de un grupo de la urbanización Vega de Salamanca para aportar su granito de arena y ayudar a solventar cuanto antes la crisis sanitaria para salir de esta situación en el menor tiempo posible.

La propuesta partió de Marcelino Benítez, uno de los vecinos que conoció las necesidades del director de una de las residencias de mayores del municipio por la carencia de medios que tenían. A partir de ahí y tras comentárselo a la presidenta de la asociación vecinal de Vega de Salamanca, Carmen Jiménez, pusieron el engranaje en marcha para ayudar a proteger a los mayores y al personal del centro.

Iniciativa a la que se sumaron desde el primer minuto numerosos vecinos, no sólo de Vega de Salamanca, sino también de Los Almendros y del casco urbano, así como ediles del Ayuntamiento, se organizaron para conseguir los materiales, repartirlos y comenzar a coser las mascarillas. Así, más de una treintena de voluntarios, tanto de forma individual como familias al completo, se han volcado y han conseguido confeccionar 300 mascarillas, que han permitido mejorar la protección en las residencias, Aspace, vigilantes y también del personal municipal.

Ciudadanos que han sabido sacar lo mejor de sí mismos en estos momentos de crisis y como asegura la presidenta de la agrupación vecinal: “Lo importante es lo que se ha conseguido, recuperar esa unión entre vecinos y la solidaridad y capacidad de ayuda mostrada, porque todos hemos aportado algo”. Es la parte positiva para afrontar al enemigo invisible contra el que hacen frente común quedándose en casa, pero intentando ser útiles en esta lucha.

De esta manera, además de hacer mascarillas nuevas con un tejido apropiado, han podido aumentar la producción gracias a la donación de manteles y sábanas de algodón aportadas por la residencia y el complejo hotelero del municipio, que han permitido atender la demanda de Aspace para elaborar fundas para las mascarillas que ellos tienen y así alargar su vida útil, ya que la ventaja es que son reciclables y lavándolas a una temperatura de 70 grados, se desinfectan y pueden reutilizarse. Al ser de tela se han completado con papel o film transparente dentro.

Además, la Junta de Castilla y León ha entregado un lote de 200 mascarillas no homologadas para servicios sanitarios y las ha cedido para los trabajadores municipales.

PALABRAS CLAVE