Borrar
Diego durante su ingreso hospitalario en Madrid. CASAMAR
Mano a mano contra el cáncer desde el primer año de vida

Mano a mano contra el cáncer desde el primer año de vida

La vida de la familia de Diego, con raíces en Herguijuela de la Sierra, dio un vuelco cuando a su hijo menor le diagnosticaron un tumor cerebral

S. Dorado

Herguijuela de la Sierra

Jueves, 30 de noviembre 2023, 20:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A Diego y su familia no les ha quedado más remedio que ser fuertes en la vida. Como recompensa, reciben diariamente el apoyo y el amor no solo de sus allegados, sino de todo el mundo, un amor que solo experimentan quienes se ven envueltos en situaciones como la que ellos atraviesan desde que al pequeño Diego, de tan solo tres años, le diagnosticaron cáncer con un año. «Le diagnosticaron un tumor cerebral. En Santander, que es donde vivimos, no podían hacer nada, así que nos mandaron a Madrid», relata Adela Arias, una madre coraje a la que aún le tiembla la voz cuando trata de contener la emoción que le provoca rememorar el pasado, así como abrir su corazón al presente. «Le diagnosticaron un viernes, y el lunes ya estábamos en Madrid». «Mi hijo Juan, que tenía entonces tres añitos, se fue con mis padres a Salamanca, y mi marido fue conmigo un día después». Sus vidas dieron un giro drástico en un abrir y cerrar de ojos, un giro que les marcaría de por vida. «Estuvimos año y medio entre Madrid y Salamanca». Además, esta situación pone a prueba no solo emocionalmente, sino que rompe la familia físicamente, y es que Adela tuvo que pasar tiempo separada de su hijo mayor, Juan. «Él tuvo que irse a otra ciudad, con sus abuelos, a un colegio diferente…Estuve sin verle casi un mes. De la noche a la mañana, pasé de llevar a Juan al colegio a no verle».

«Todo lo que ves en la tele de la quimio es verdad; es peor de hecho», confiesa. «Su tratamiento era muy agresivo. Primero hubo una operación, le operó un doctor que hizo un milagro con la cabeza de Diego, después le dieron quimio y luego prototerapia. Los protones son muy listos», afirma Adela. «De hecho, la mascota de la marcha es un protón». Y es que esta familia hace ya un año que emprendió la iniciativa Marcha con Diego, que movilizará muy pronto a Herguijuela de la Sierra por segunda vez, pueblo del que procede Adela, con fines benéficos.

«El año pasado pudimos volver a Santander a continuar con nuestra vida, de la manera en la que esto te cambia, claro. Porque seguimos bajando a Madrid a los controles; Diego está bastante bien», explica con cierto alivio. El apoyo que recibieron de una asociación les animó a luchar más activamente contra el cáncer infantil a través de un gesto que, al monetizarse, puede salvar vidas. «Se me ocurrió hacer una carrera, ya que esto es una carrera de fondo en la que ni siquiera llevas tus piernas; es una locura». Finalmente la carrera quedó en una marcha. «Fue mi manera de dar las gracias a la gente que ha estado pendiente de Diego todo este tiempo, y de hacer ver a la gente que el cáncer infantil está ahí, que si no te toca es algo que no ves, ni haces por verlo, porque duele mucho ver a un niño enfermo». Todo el mundo conoce su historia. «La Sierra de Francia es grande, pero es muy pequeña», matiza.

El año pasado se superaron las expectativas de la familia, y pudieron recaudar 17.000 euros. Herguijuela de la Sierra volverá a unirse en esta lucha incansable el día 9 de diciembre a partir de las 10:30 horas. Ante la pregunta de si esta marcha solidaria continuará en el futuro, Adela es contundente: «Hasta que se acabe con el cáncer infantil».

Esta segunda marcha partirá desde la plaza de Herguijuela a las 11:00 horas, tras la entrega de dorsales, y regresará a la misma sobre las 14:30 horas. Por la tarde tendrá lugar un al muerzo y mercadillo solidario, además de la proyección de una película para todos los públicos. «El cáncer te anula, sobre todo en otra persona que no eres tú, cuando le sucede a alguien a quien quieres; el miedo a perder a un hijo...». La historia de Diego y su familia ha conmovido a todos los habitantes, que se vuelcan en la causa.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios