13 junio 2021
  • Hola

Los vecinos que viven rodeados de ‘una selva de maleza’

Hay zonas en Béjar como Cañada de Merinas o la Ruta Umbría que están sin desbrozar y los residentes se quejan del riesgo de incendios y de la presencia de ratas y víboras

Béjar /
11 jun 2021 / 09:04 H.

La llegada del buen tiempo trae consigo uno de los problemas más habituales para los ayuntamientos: la proliferación de la maleza por cualquier rincón. Es uno de los quebraderos de cabeza para los alcaldes porque traen consigo el riesgo de un posible incendio y la aparición de insectos, roedores y reptiles. La situación es complicada en el caso de parajes y espacios públicos, pero empeora aún más cuando son vecinos los que se ven afectados por la proliferación de la maleza.

Ese es precisamente el caso de tres zonas de la ciudad de Béjar, que son la Cañada de Merinas, la parte trasera de la Plaza Mayor, la calle 29 de agosto y la urbanización de La Fabril. Una de las afectadas de la Cañada de Merinas es Maite Pérez, que ha trasladado al Ayuntamiento de Béjar varias quejas sobre la suciedad y maleza acumulada en esa calle. Asegura que no se ha realizado ninguna limpieza en ese tramo ni en esta legislatura ni en las anteriores en una calle en la que ha visto roedores como ratas, insectos como garrapatas e, incluso, víboras. A pesar de todo ello, para los vecinos de ese tramo, la principal preocupación es el riesgo de incendio. “Hace tiempo, por una colilla, se incendió una parte cerca de mi calle e intenté apagarlo con una manguera pero no llegaba. Tuve que llamar a los bomberos y vinieron a sofocarlo”, explica Maite Pérez.

Una situación similar viven los vecinos de la parte trasera de la Plaza Mayor y la calle 29 de agosto en un tramo que conecta con la turística Ruta Umbría. También coinciden en la necesidad de una limpieza urgente por el evidente riesgo de incendios en una zona que, en principio, está destinada al turismo, aunque “el acceso es imposible a causa de maleza como zarzas, ortigas, saúcos, arbustos y matorrales, que han crecido en el entorno de manera incontrolada”, afirma uno de los afectados. Reconocen que se han realizado planes de limpieza pero que no llegan más allá de la plazuela de Santa María y de la calle de los Curas, zonas con frondosa vegetación que, como explican los vecinos, “no es más que un peligro en potencia que puede estallar en cualquier momento”. También advierten que las viviendas existentes tienen entramados de madera en zonas de difícil acceso para los Bomberos, lo que puede generar una situación complicada.

Ante estas quejas, el departamento de Medio Ambiente ha explicado que su tarea se centra, ahora, en los parajes públicos por el riesgo de incendio y, después, se realizarán otras zonas con peligro.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png