28 septiembre 2020
  • Hola

Los vándalos vuelven a hacer de las suyas en Béjar y obligan a cerrar una emblemática zona

Han causado daños en la puerta de acceso a El Murallón, que ha quedado clausurada hasta su arreglo, y un columpio, que está precintado | El Ayuntamiento estudia instalar cámaras en la zona

Béjar /
08 sep 2020 / 16:32 H.

Los vándalos han vuelto a hacer de las suyas en el parque de El Murallón de Béjar y se han cebado, de nuevo, con el mobiliario y los juegos infantiles existentes.

El último ataque ha tenido lugar esta semana, cuando los vándalos han destrozado la puerta de acceso al aparcamiento municipal por la parte superior, han dejado basura en las escaleras, han provocado más daños en el techo del acceso y en una barandilla y han roto un columpio de la zona de juegos. La puerta ha quedado clausurada hasta su reparación por parte del Ayuntamiento de Béjar mientras que el columpio se encuentra precintado para prohibir su uso y evitar daños personales.

Se trata del segundo ataque vandálico que se produce en esa zona de juegos y en el aparcamiento municipal en apenas seis meses, ya que los vándalos reventaron el cristal del acceso superior en febrero, aunque fue reparado a principios de marzo. Además, cabe recordar que, entre medias de ambos actos de vandalismo, la población ha permanecido dos meses confinada y con restricciones de movilidad por culpa de la pandemia.

Este último ataque vandálico en El Murallón ha provocado un gran malestar en el departamento de Medio Ambiente de la ciudad debido al gasto extraordinario que supone reparar los desperfectos causados en estas acciones vandálicas. En este sentido, el concejal de Medio Ambiente, José Ángel Castellano, ha hecho una primera valoración económica de los daños en base al gasto generado en marzo. Así ha cifrado en 600 euros la inversión que desembolsó el Consistorio en la reparación de la puerta hace seis meses y que podría ser similar en esta nueva agresión. Como solución a este problema, el concejal tiene previsto instalar cámaras para que vigilen el acceso y salida del público y puedan detectar a los autores de los continuos actos vandálicos que se están produciendo en El Murallón y en los juegos infantiles. Además, en esa zona, tiene previsto instalar más juegos y un sistema de cierre para las noches. Las cámaras de vigilancia se instalarán en aquellos recintos que no se puedan cerrar mientras que los espacios públicos y parques con puertas quedarán cerrados para impedir el acceso del público por la noche.

No es la única zona afectada por los ataques de los vándalos, ya que la isla de La Aliseda viene sufriendo desde hace años continuos desperfectos.

PALABRAS CLAVE