21 octubre 2021
  • Hola

Los ‘salvadores’ de la arquitectura popular

Mateo Arias y Mateo Hernández, dos vecinos de Santiago de la Puebla, están recuperando varias fuentes repartidas por el casco urbano e incluso el antiguo potro de herrar

24 jul 2019 / 15:46 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Mateo Arias y Mateo Hernández, además de compartir nombre y afición por la albañilería, están demostrando ser dos santiagueses de pro a la hora de unir esfuerzos para recuperar la arquitectura popular de forma altruista y que vecinos y visitantes puedan recorrer sus obras, dignas de admiración.

Uno de sus últimos proyectos que han rematado esta misma semana es un potro de herrar que hace años existía en el pueblo y que ahora vuelve a ocupar su emplazamiento original en un solar de propiedad municipal, situado en la calle Laguna Tercera, y que se había convertido en una escombrera.

“Me pareció interesante poder recuperarlo y que los niños supieran cómo se herraba a los animales o cómo se curaba a las mulas”, explica Mateo Arias. La construcción de un transformador eléctrico en este mismo solar frenó en un primer momento las ilusiones de los dos “Mateos” aunque pronto vieron que había espacio suficiente y, con el visto bueno del Ayuntamiento, se pusieron manos a la obra, nunca mejor dicho.

Los ‘salvadores’ de la arquitectura popular

“Lo hemos ido haciendo a ratos, todo aprovechando materiales que hemos reciclado como la piedra, el ladrillo, los cantos e incluso las cinchas del propio potro son las originales porque un vecino las tenía guardadas y nos las entregó para que las pusiéramos”, comentan

Los “Mateos”, además, explican: “Hay que hacer un esfuerzo por recuperar la arquitectura popular de cada sitio y que la identidad del pueblo no se pierda, es nuestro objetivo”.

Las fuentes que antaño estaban repartidas por los distintos barrios del extenso casco urbano de Santiago de la Puebla también lucen ahora una bonita y renovada imagen gracias a estos dos vecinos cuyo trabajo es totalmente altruista.

Las dos fuentes que existen en la zona de riberas del río Margañán se han recuperado por parte del Ayuntamiento contratando a operarios para ello, entre los que ha estado Mateo Hernández, pero su compañero Mateo Arias también ha puesto su granito de arena con el original diseño del caño de una de ellas en el que ha reproducido al conocido caimán que protagoniza la leyenda más conocida del pueblo y que sigue colgado en uno de los pilares de la iglesia parroquial.

Precisamente, plasmar esta leyenda en una escultura es una idea que ronda ya la cabeza de Mateo Arias. “Tengo ya hasta elegido el sitio, en los jardines que hay junto a la iglesia, y reproducir el caimán y la niña que se tragó, según cuenta la leyenda, para poner también en valor nuestra historia”, añade.

Proyectos y buena mano desde luego que no les faltan a esta pareja de auténticos maestros de la arquitectura popular.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png