Borrar
Vista de la pasarela instalada en el interior del castillo de Salvatierra con vistas al patano de Santa Teresa TEL
Los pueblos salmantinos reinvierten los ingresos “extra” en el pueblo: “Podemos hacer muchas mejoras”

Los pueblos salmantinos reinvierten los ingresos “extra” en el pueblo: “Podemos hacer muchas mejoras”

Las localidades de Barruecopardo y Salvatierra reciben más de 100.000 euros de las explotaciones en sus términos municipales, que se destinan a importantes proyectos

Jueves, 23 de marzo 2023

Compartir

La inundación de las zonas más fértiles del término municipal de Salvatierra de Tormes por la construcción del pantano de Santa Teresa a mediados del siglo pasado supuso un trauma para muchas familias, que tuvieron que abandonar la localidad en busca de otras tierras de labor y de otros lugares de residencia.

Los pasos llevados a cabo por los últimos ayuntamientos han permitido revertir en cierta medida esa situación consiguiendo, por ejemplo, la devolución de muchas de las viviendas o terrenos que fueron expropiados por el Gobierno en aquel momento. Sin embargo, no todo resultó malo ya que, a día de hoy, el municipio goza de una buena situación económica gracias a los fondos que consigue el Ayuntamiento procedentes del pantano, que cubre unas 70 hectáreas de terreno.

En los últimos presupuestos, se estima que el Consistorio recibirá unos 155.000 euros del pantano, lo que supone cerca de un 58% del total de ingresos previstos en el Consistorio (269.000 euros de presupuesto total para un municipio que ronda los 70 empadronados).

“Es un elemento importante. En estos últimos años se han hecho bastantes mejoras con el tema del pago del pantano”, señala el alcalde de la villa, Ángel Somoza. Así, desgrana, se ha llevado a cabo la construcción de la pasarela en el interior del patio de armas del Castillo de la Mora Encantada para el avistamiento ornitológico y, por la noche, las estrellas. También se ha impulsado la puesta en marcha de una completa zona deportiva y ahora se está ejecutando una nueva fase de las obras del nuevo Ayuntamiento en la Casa del Corregidor.

En este caso, recuerda el alcalde, los 50.000 euros que concedió la Diputación provincial para este proyecto permitieron el desmontaje de la cubierta y el interior del edificio, que se encontraba en mal estado, pero la siguiente fase son 200.000 euros que asumirá el Consistorio gracias a fondos propios procedentes del pantano. “De otra manera sería inasumible porque de subvenciones ahora tenemos los Planes Provinciales, que están destinados al Cuartel para las ventanas y las rejas”, señala el regidor.

Importantes proyectos, que se suman al albergue ya en funcionamiento, entre otras medidas, que permiten renovar la imagen de una localidad que perdió gran parte de su población como consecuencia de la construcción de Santa Teresa.

El caso de Barruecopardo: “El dinero va para infraestructuras”

“No se gasta en fiestas, ni en deporte ni en nada de ese estilo”, recalca de inmediato Jesús María Ortiz, alcalde de Barruecopardo. Al municipio le corresponde anualmente una dotación de 125.000 euros por el yacimiento hidrotermal, una mina cuya recompensa para las arcas municipales se ve reflejada en estos fondos “importantes y significativos para el pueblo”, señala el primer edil.

El regidor insiste en que absolutamente todo lo recibido va a parar a infraestructuras para los vecinos. La subvención que esperan este año servirá para impulsar el proyecto de instalación de una piscina pública en el pueblo. Anteriormente ese dinero se ha destinado a mejoras y nuevos servicios como caminos rurales, un pabellón y un gimnasio.

Cada concesión de este acuerdo con la empresa tiene, mucho antes de su llegada a las arcas municipales, un destino, y actualmente la prioridad es hacer realidad las piscinas. Nuevas infraestructuras como el pabellón han sido posibles, en los últimos años, a esta misma remuneración que reciben por contar con la mina de wolframio.

El Ayuntamiento de Barruecopardo ingresará en total 1.125.000 euros gracias al convenio de colaboración suscrito con la empresa Saloro, filial española de la multinacional irlandesa Ormonde Mining, encargada de explotar las minas de wolframio.

El pleno celebrado en su día ratificó con el voto a favor de todos los grupos políticos un acuerdo que supone unos ingresos anuales de 125.000 euros, a los que hay que sumar también la creación de más de cien puestos de empleo directos.

El convenio de colaboración entre el Consistorio de Barruecopardo contemplaba una partida de 100.000 euros anuales procedentes de la empresa en concepto de ayuda al municipio por la reapertura de la mina. A esto se suman también los 13.000 euros por el arrendamiento de los valles comunales a la compañía minera, más los 12.000 euros que cada año percibe el Ayuntamiento por la cesión de los caminos una vez iniciada la explotación.

El acuerdo se prolonga desde el año 2012, en el que tuvo lugar el acuerdo y el convenio entre el Ayuntamiento y la empresa responsable de la mina, y siempre se ha destinado a los mismos fines: nuevas instalaciones públicas y mejoras de los servicios para los vecinos.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios