29 enero 2023
  • Hola

Los pueblos de Salamanca se vacían: 342 municipios pierden población en la última década

Béjar es la segunda ciudad de España mayor de 10.000 habitantes con mayor bajada de censados en diez años | Armenteros se deja desde 2011 más de la mitad de sus vecinos, seguido de Monforte de la Sierra

Béjar /
02 dic 2022 / 15:51 H.
Ver Comentarios

La provincia de Salamanca sigue perdiendo población y la sangría no se detiene ni en las cabeceras de comarca tradicionales, que se han convertido en noticia como consecuencia del último informe hecho público por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Y es que Salamanca cuenta con dos localidades de más de 10.000 habitantes en el ranking de los municipios que más población han perdido en la última década: Béjar y Ciudad Rodrigo.

En el caso de la ciudad textil, se ha perdido en diez años el 14,9% del censo de la ciudad. A nivel de España, sólo le adelanta la ciudad asturiana de Cangas del Narcea con un 15,1%. Ciudad Rodrigo ocupa el noveno lugar de este ranking con una pérdida del 11,7% de la población entre 2011 y 2021 (el INE no ha hecho público el censo para 2022). Béjar ha pasado de 14.511 a 12.269 censados y Ciudad Rodrigo, de 13.708 a 12.065. El ritmo de descenso de Béjar está más agravado, ya que ha perdido una medida de 220 habitantes al año por 101 de Ciudad Rodrigo.

El descenso de población es mayor que la media de Castilla y León en el mismo periodo ya que la Comunidad Autónoma registró un 6,1% menos de población. Sin embargo, las cifras se vuelven alarmantes si se mira al conjunto de la provincia de Salamanca, donde, de 362 municipios, un total de 324 ha perdido habitantes en el periodo del estudio. Los hay con bajas muy leves y los hay con datos preocupantes, como el caso de Armenteros, que ha perdido en diez años más de la mitad de su población. Y es que en 2011 contaba con 395 personas censadas, mientras que en 2021 sólo cuenta con 192, según los datos aportados por el INE.

La despoblación recorre toda la provincia por igual, ya que en todas las comarcas hay descensos más allá del alfoz, que es donde se concentran los mayores crecimientos, pese a que Salamanca capital pierde también habitantes. Y es que pueblos como Santa Marta o Terradillos tienen ahora menos censo que vecinos que en 2011. El resto de cabeceras tradicionales pierden también fuelle y Vitigudino supera los datos de Béjar y Ciudad Rodrigo con un -16,72%, aunque el INE no lo incluye al contar con menos de 10.000 habitantes. Guijuelo y Peñaranda resisten mejor, pero caen, con los siguientes datos: 8,26% y 9,50%, respectivamente. Alba de Tormes aguanta también y ‘solo’ pierde un 4,48%.

El resto de grandes municipios de la provincia como Villamayor, Carbajosa, Villares o Cabrerizos mantienen la tendencia al alza impulsada por las condiciones más ventajosas de vivir cerca de la capital, aunque se dan casos también alejados de Salamanca, como Salvatierra de Tormes, Sanchotello, Sequeros, Carpio de Azaba, Berrocal de Huebra o Villar de Gallimazo (en este último, se pasa de 169 a 210 empadronados). Por el contrario, junto a Armenteros, ocupan los puesto de mayores pérdidas Monforte de la Sierra, Cilleros de la Bastida, Navamorales, Cereceda de la Sierra, El Tejado, Salmoral o La Alameda de Gardón. Todos ellos, conforme a los datos del INE, han perdido más del 40% de su población en la última década.

Todos estas cifras ponen en peligro, sobre todo, el mantenimiento de servicios públicos, como la atención sanitaria, y, también, los negocios privados.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png