07 julio 2020
  • Hola

Los albergues de peregrinos salmantinos, sin visos de reabrir

Los ayuntamientos prefieren esperar a ver cómo evoluciona la situación sanitaria antes de reabrir instalaciones

30 jun 2020 / 09:22 H.

El turismo ha comenzado a reactivarse en la provincia y se deja notar también en la ruta jacobea Vía de la Plata. Una ruta turística por excelencia donde, sin embargo, numerosos albergues de titularidad pública siguen cerrados y sin fechas concretas para su reapertura.

Es el caso del centro de Puerto de Béjar, ubicado a muy escasos metros de la mítica Casa Adriano y del Coto del Carmen, donde el albergue sigue cerrado. “De momento no hay intención de abrirlo porque, tal y como está el tema con los rebrotes, vamos a esperar un poquito más a ver qué hacemos”, explicaba el alcalde, Ángel Miña. También el de Valverde de Valdelacasa sigue sin servicio. En este caso, según relata Mari Cruz Blanco, la alcaldesa, está cerrado aunque si algún caminante tuviera necesidad de alojamiento, podría llamar y consultar. No obstante, hay miedo porque todos ven que la situación no está clara aún y el riesgo de sufrir un retroceso pone en alerta a todo el mundo y más en este tipo de instalaciones, donde los caminantes comparten espacio de habitaciones. No lo hacen en Fuenterroble, donde durante todo el confinamiento cada peregrino alojado allí ha permanecido en apartamentos individuales.

En la misma línea, los albergues más al norte tampoco tienen prevista su apertura inminente. San Pedro de Rozados decidió en pleno no abrir por seguridad, mientras que Morille, según indica su alcalde, Manuel Ambrosio Sánchez, está a la espera “de instrucciones superiores”. En Calzada de Valdunciel, no se abrirá tampoco, aunque allí no tendrán problema los peregrinos, dado que cuenta con un albergue de gestión privada que atenderá sus necesidades. Aldeatejada, por su parte, cuenta con una zona de descanso, aunque, hasta el momento, no han visto movimiento de peregrinos por aquella zona.

Hay otras localidades algo más alejadas de la Vía de la Plata con albergues públicos que sí han reanudado la actividad. Es el caso del de Salvatierra de Tormes, donde las instalaciones municipales ya reciben visitantes.