13 agosto 2020
  • Hola

Los afectados por las riadas en Salamanca podrán pedir ayudas hasta el 20 de enero

La subdelegada del Gobierno precisa en el Alto Tormes que hay una línea para viviendas y otra para ayuntamientos | Además se tramitará la petición de zona catastrófica

11 ene 2020 / 21:07 H.

Los afectados por las riadas y el temporal del 20 de diciembre pasado podrán solicitar ayudas para paliar los daños antes del 20 de enero, tal y como informó la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, en una visita a la comarca del Alto Tormes.

Reunida en Puente del Congosto con el regidor de esta localidad y con alcaldes y vecinos de El Tejado y Cespedosa de Tormes, la subdelegada recordó la existencia de un Real Decreto de 2005 (Régimen general de ayudas establecido en el Real Decreto 307/2005, de 18 de marzo) que regula la solicitud de ayuda a las viviendas dañadas por la riada, “aunque han de cumplirse unas condiciones para ello”.

La más destacada es que se trate de la vivienda habitual de la familia y no de una segunda residencia. El mismo decreto regula también la ayuda para los ayuntamientos de cara a obras que hayan tenido que realizar de emergencia para cubrir los servicios básicos. En este sentido, los ayuntamientos de la zona han tenido que realizar trabajos de urgencia para recuperar el abastecimiento, el alumbrado en algunas zonas y el alcantarillado. A mayores, la subdelegada recordó la existencia de otro tipo de ayudas “que aparecieron en otro Real Decreto de 2019 por temporales como el Dana o por los incendios”, destinadas a promover una especie de declaración de zona catastrófica. Los ayuntamientos tienen intención de solicitarlo dado el estado en el que han quedado muchas de las infraestructuras de la zona, sobre todo caminos, vías pecuarias e infraestructuras de riego y canalización de agua.

La reunión se prolongó durante más de una hora y permitió revisar otra serie de cuestiones pendientes relacionadas con aspectos del Gobierno central, como el de los autobuses desde la comarca de Béjar y Alto Tormes a Madrid, o el asunto de la limpieza de los cauces. En este sentido, los ayuntamientos pedirán a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) que se haga cargo de la limpieza y retirada de todos los árboles acumulados en los cauces por la riada.