Borrar
Imagen del último bar que estuvo abierto en Navamorales. TEL
Las localidades salmantinas que han dicho adiós a sus bares

Las localidades salmantinas que han dicho adiós a sus bares

Las jubilaciones y la falta de clientes, las principales causas

TEL

Lunes, 21 de septiembre 2020, 12:29

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Toñi y Alberto han sido los últimos hosteleros de la localidad de Navamorales, ubicada entre Puente del Congosto y la provincia de Ávila. Ya han cerrado el bar que han mantenido en los últimos años casi como un servicio social para el encuentro de los vecinos, pero cada vez hay menos población en el medio rural y , además, en muchos casos, los propietarios se jubilan y han de cerrar por falta de relevo.

No es un hecho aislado el de Navamorales y cada vez son más los pueblos que se quedan sin bar o centro social para el encuentro de los vecinos. La vecina localidad de Puente del Congosto es uno de los que teme llegar al otoño con esta situación. Se trata de un pueblo declarado Conjunto Histórico Artístico el año pasado y que está dando pasos para promover el turismo. Sin embargo, corre el riesgo de no tener establecimientos durante los meses de invierno. El chiringuito del río cerrará ya la temporada y ninguno de los dos bares que había antes del estado de alarma ha reabierto en verano con lo que es difícil que lo hagan ahora cuando baja la clientela. Por eso, el Ayuntamiento que preside Ángel Rosado está buscando diferentes opciones para que los vecinos dispongan de un lugar de encuentro. Así lo hicieron muchos pueblos y convirtieron salones municipales o las escuelas en centros sociales que son los únicos que funcionan (Cantagallo, Peromingo, Valverde de Valdelacasa o La Cabeza de Béjar).

No todo fueron malas noticias y pueblos como San Pedro del Valle pudieron reabrir su establecimiento

Algunas localidades contaban con bares de verano o barras durante las fiestas, pero el hecho de que no hayan podido celebrarse este año ha impedido también que hubiera este servicio. Aldeacipreste y su pedanía de Valbuena son un claro ejemplo. Sin fiesta, se han quedado también sin bar.

Pero no todo han sido malas noticias y pueblos como Garcibuey han tenido negocios nuevos o San Pedro del Valle, donde tras dos intentos de concurso el Ayuntamiento pudo reabrir su bar en julio con nuevos gestores.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios