07 diciembre 2019
  • Hola

Las dos ‘playas’ de las Arribes salmantinas, listas para refrescar y algo más

Piscinas naturales, senderismo o rutas en barco son algunas de las alternativas que ofrece este verano la localidad de Aldeadávila de la Ribera gracias a su playa del Rostro y piscina natural de El Rocoso

05 jul 2019 / 17:50 H.

Con la llegada del buen tiempo, Aldeadávila de la Ribera, en el corazón de Arribes, ofrece una de las mejores alternativas para combatir el calor y el estrés a 100 kilómetros de la capital. Actividades acuáticas, baños en piscinas naturales y sus zonas de merendero son la excusa perfecta para disfrutar de un día en familia, pareja o amigos.

El Rocoso es una zona habilitada en el antiguo embalse y está situada a unos 2 kilómetros de la localidad. “Su cercanía con el pueblo hace de esta área una zona ideal para pasar un buen rato disfrutando de la naturaleza y del tiempo libre”, afirma el alcalde de la Aldeadávila de la Ribera, Santiago Hernández.

Cuenta con una amplia zona de baño y pesca, acompañada de otra ajardinada, merendero, chiringuito, rocódromo y pista de BMX para los amantes de las bicicletas acrobáticas.

La otra gran zona de baño es la Playa del Rostro, situada en la orilla del río Duero, es un entorno natural privilegiado, un lugar para disfrutar y relajarse. Uno de los planes más atractivos allí son los viajes en barco o un paseo en piragua. Cuenta con una playa artificial, merendero, baños y aparcamiento. Cerca de esta zona recreativa se encuentra el Picón de Mariota y El Ecomuseo de Las Majadas.

Por ultimo, situado a menos de 6 kilómetros, está Llano de la bodega, muy cercano al Mirador del Fraile y Picón de Felipe. De esta zona, acondicionada como merendero, parte un sendero hasta los miradores del Picón de Felipe. Una ruta siempre recomendada, donde se puede admirar la gran belleza que presenta el cañón del río Duero. También cuenta con unas impresionantes vistas hacia la presa de Aldeadávila.

Entre todas las actividades disponibles, Aldeadávila de la Ribera cuenta con más de 55 kilómetros de rutas a pie, y más de 250 kilómetros para los amantes de las bicicletas de montaña, afirmaba María José Catalina, encargada de la oficina de turismo. La riquísima flora y fauna existente en la zona es otro gran reclamo, ya que se encuentra incluida entre los Espacios Naturales más importantes de Europa dentro del Parque de Las Arribes del Duero.

El palacio de los Marqueses de Aldeadávila, la ruta del vino, más de 22 casas rurales y restaurantes, rutas de senderismo y BTT son otros de los principales entretenimientos en esta localidad salmantina de más de 1.200 habitantes.