26 septiembre 2022
  • Hola

La vecina ucraniana de Santa Marta: “Es una guerra injustificable”

Tetyana Havryshchuk vive en Santa Marta desde hace casi dos décadas aunque su familia sigue en su país y asegura que “allí viven en continuo temor por lo que les pueda pasar”

10 mar 2022 / 17:52 H.
Ver Comentarios

La familia de mi marido, cuñados, sobrinos, etc.. están en Ucrania. A diario hablamos con ellos o hacemos videollamadas para saber cómo les va. Es una zona en la que ahora mismo no hay bombardeos, porque están muy pegados a Polonia, pero constantemente viven con miedo y cuando saltan las sirenas es terror”, relata Tetyana Havryshchuk, ucraniana residente en Santa Marta —localidad con una colonia de 18 ucranianos— desde hace casi dos décadas. “Tengo una sobrina de 7 años y ya piensa en coger algo para pintar y algún juguete por si no pueden salir del sótano que usan como bunker. Viven en continuo temor por lo que les pueda pasar”, relata.

La dureza de la situación por la que pasan sus familiares desde hace diez días es brutal. “Están destrozados mentalmente y casi no duermen. Se turnan los adultos para hacer guardia y no estar toda la familia dormida. Los supermercados están un poco escasos, me cuentan. Si reponen y no vas a primera hora te puedes quedar sin nada. Hay zonas que ya no tienen nada y se han tenido que ir de sus casas”, desvela.

Sus dos hijos han nacido en Salamanca y hasta ahora toda la familia pasaba en Ucrania un mes en vacaciones, “tengo mi vida aquí. La última vez que estuve en Ucrania fue en octubre por un funeral y pensábamos volver en verano, pero por ahora lo hemos descartado”, relata.

“Es una guerra injustificable, porque que muera gente inocente, niños y mayores, no tiene justificación”, afirma con contundencia, al tiempo que agradece el apoyo que recibe por la iniciativa que han puesto en marcha la asociación de ucranianos en Salamanca con la que están recogiendo desde ropa hasta alimentos no perecederos, medicamentos e incluso linternas. Las palabras de agradecimiento de Tetyana para la gente que aporta sus donaciones son incansables.

“Lo que nos transmiten desde allí, tras recibir los primeros furgones de ayuda, es que necesitan más artículos de medicina intensiva, como por ejemplo goteros, pero eso no es algo que tenga la gente en casa o se pueda comprar en la farmacia para donarlo. Eso tratamos de comprarlo con el dinero que nos están donando a la cuenta de la Asociación de Ucranianos en Salamanca, (ES4400495081252416055536 Donación por la Paz) incluso hay empresas que hacen aportaciones”, concluye.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png