12 agosto 2020
  • Hola

La sentencia de la discordia en Béjar

PP y PSOE, en guerra porque el Consistorio tiene que pagar 80.000 euros por daños a un edificio

Béjar /
27 jun 2020 / 11:29 H.

Una condena indemnizatoria para el Ayuntamiento de Béjar ha abierto de nuevo la guerra de declaraciones entre el Partido Popular, como principal partido de la oposición y equipo de Gobierno en la pasada legislatura, y el PSOE, formación que dirige la ciudad en la actualidad.

Fue el pasado miércoles cuando la alcaldesa, Elena Martín, aprovechó un acto informativo para dar a conocer la sentencia en la que se condena al Ayuntamiento de Béjar a pagar al menos 80.000 euros por daños en un edificio de la calle Mansilla como consecuencia de las obras realizadas en otros dos inmuebles medianeros en 2007. La alcaldesa dirigió duras palabras para el exalcalde, Alejo Riñones, al que culpó de “disparar con pólvora ajena y no medir lo que es el dinero de los ciudadanos” y avanzó que restará un 10 por ciento del dinero destinado a ayudar a las pymes, autónomos y servicios sociales para pagar la indemnización.

Ante estas palabras, el portavoz de PP y exalcalde de Béjar, Alejo Riñones, quiso dejar claro que el conflicto se produjo por la diferencia económica entre lo que pedía el propietario del inmueble afectado (42.778,42 euros) y el valor que marcaron los técnicos municipales (17.752 euros). En este sentido, aclaró que “lo único que hizo el PP fue defender los intereses del Ayuntamiento” porque “de lo contrario, sería prevaricar”. Además, le recordó que, entre los años 2007 y 2011, ella formó parte del equipo de Gobierno socialista y “tiempo tuvieron de solucionar el tema y, de hecho, tardaron tres años en declararlo en ruina”.

Con respecto al pago de la indemnización con los fondos destinados a los autónomos, Alejo Riñones fue más contundente al recordar a la alcaldesa que “tiene una partida en los presupuestos de 100.000 euros para gastos judiciales y otras sin gastar”, aunque también le propuso “bajarse el sueldo o dejar de cobrarlo para, en pocos meses, reunir el dinero y pagar la sentencia”.

En cuanto a la acusación de disparar con pólvora ajena, Riñones le preguntó si se refería a la doble sentencia condenatoria por el despido improcedente del trabajador del centro de ocio. A este respecto, le preguntó si “¿cuándo despidió al trabajador pensó usted en que disparaba con pólvora ajena?” porque “sabía que ese despido no traería una salida lógica y siguió adelante obligando al Ayuntamiento a pagar la indemnización al trabajador por un arrebato de persecución ideológica y por un capricho sectario”.

Finalmente, Riñones culpó a la alcaldesa de dedicarse “a buscar basura” en lugar de “gastar los 7 millones de euros que ha dejado el PP en herencia” y concluyó pidiéndole que “se ponga a trabajar porque Béjar lleva perdidos más de 54.000 euros brutos de gasto para el Ayuntamiento en un año por un sueldo que no repercute en una mejor calidad de vida de los bejaranos por su nula gestión y sus pocas ganas de trabajar”.

PALABRAS CLAVE