Borrar
Parte de la ruta senderista en la que se puede observar la parroquia del municipio de Armenteros EÑE
La ruta salmantina que descubre los límites de la provincia

La ruta salmantina que descubre los límites de la provincia

La localidad de Armenteros cuenta con un paseo de 12,3 kilómetros, que pasa por las pedanías Íñigo Blasco y Navahombela

Domingo, 6 de noviembre 2022, 20:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El municipio de Armenteros, ubicado dentro de la comarca albense y formado por las localidades anejas de Íñigo Blasco, Navahombela, Revalbos, Pero Fuertes y Revilla de Codes, las dos últimas despobladas, ofrece una ruta senderista para que vecinos y visitantes conozcan mejor el entorno de la localidad y su riqueza patrimonial.

Bajo las laderas de la sierra de Narrillos, haciendo frontera con Ávila, el camino circular de 12,3 kilómetros entre Armenteros, Íñigo Blasco y Navahombela permite a los caminantes disfrutar del paisaje de dehesa y monte bajo que acompaña en todo momento al senderista, rodeándolo de los aromas del tomillo, el color de la zarzamora o el cereal mecido por el viento para convertir el paseo en una experiencia única.

A través de un sendero suave, tranquilo y de escasa dificultad, el visitante puede conocer los recursos más interesantes del término municipal, todos ellos interpretados, como el Colegio de La Inmaculada, la fuente y la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario en Armenteros; el lavadero de Íñigo Blasco o el potro de herrar de Navahombela.

Así mismo, a lo largo del recorrido el visitante puede disfrutar de amplias vistas desde el mirador a los pies del Cerro del Cogorrillo o de la observación de aves acuáticas o anfibios en la Charca de Los Cuadrados. Desde el mirador se puede observar el embalse de Santa Teresa, segundo pantano más grande construido por el Estado en la cuenca del Duero; las tierras que rodean Armenteros, principalmente de secano; la localidad pedánea Íñigo Blasco; el regato de Los Cuadrados; el municipio de El Tomillar; la finca Pero Fuentes; y el Colegio de La Inmaculada.

La duración del recorrido se estima en tres horas y cuarenta minutos y está catalogado con una dificultad dos en el desplazamiento y un tres en el esfuerzo requerido. Todo el camino está marcado con señalización interpretativa tanto para caminantes como para bicicletas con el fin de que los viajeros conozcan cada paso del camino, con indicaciones de patrimonio tanto etnográfico como de la flora y la fauna que se pueden ver en el paseo.

Armenteros también es historia. En el término municipal se asentaron antiguas tribus prehistóricas o comunidades romanas que dejaron su huella, localizándose en las cercanías de la localidad una villa romana, que aún está por excavar y donde se encontró un hermoso tesoro en el interior de un recipiente de bronce que se conserva en el Museo Provincial de Salamanca. También, en la finca de Pero Fuentes se han encontrado restos romanos, un recinto amurallado y pizarras visigodas.

Charca de Los Cuadrados

Su nombre se relaciona con los numerosos prados cercados con muros de piedra que se encuentran en sus cercanías. Alimentada de un matinal próximo, en la Charca de Los Cuadrados es posible contemplar aves como el áñade azulón o la gallineta común. Además de observar numerosas ranas, al escurridizo gallipato o al tritón jaspeado.

También en sus aguas se preparaba el bálago, sumergiendo la paja más larga del centeno (ya desgranado) segado el año anterior, consiguiendo que adquiriera la flexibilidad necesaria para atar los distintos haces de trigo o cebada.

Recomendaciones

Para hacer la ruta es importante respetar las propiedades privadas y seguir en todo momento el itinerario señalizado, tanto si se realiza en bicicleta como caminando. Desde el Consistorio, recomiendan evitar hacer el recorrido durante las horas de mayor calor en verano.

Además, recomiendan no arrancar o cortar flores porque pueden tratrarse de especies en peligro de extinción.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios